¿AMOR Y NEGOCIO? TENERLO TODO ES POSIBLE

Noviembre es el mes del amor en nuestra casa. Por eso hoy quiero aprovechar para tratar un tema que algunas de vosotras me habéis planteado en vuestros mails: ¿Cómo hacer para tenerlo todo? ¿Cómo conjugar la vida personal con la vida laboral de emprendedoras, con lo exigentes que son las dos cosas? ¿Se puede?

A veces nos dicen que no es posible tenerlo todo en la vida. Normalmente nos pintan a las personas de negocios importantes como seres solitarios, sin amigos, con una vida amorosa y familiar nula porque dedican demasiado tiempo a su trabajo y descuidan su vida personal. Por suerte nosotras somos mujeres, y nada de eso va a pasarnos porque tenemos claras las prioridades. Y sí, queremos hacer dinero. Pero también queremos tener una vida familiar feliz. Eso para nosotras es importante, y es una de las razones por las que queremos trabajar para nosotras mismas y tener más libertad de movimientos. Y sí, está claro que somos un poco adictas al trabajo, porque tenemos tanta ilusión porque salga bien que obviamente tenemos que dedicarle mucho tiempo. Pero también sabemos que un buen modelo de negocio es el que nos va a permitir, con el tiempo, que se escale solo y no dependa sólo de nosotras que siga funcionando, con lo que con un poco de suerte el equilibrio será completo a medio plazo.

 

El único problema que tenemos es que el hecho de estar completamente apasionadas con lo que hacemos hace que le dediquemos demasiadas horas al día. Y nuestra pareja, nuestros hijos o nuestros amigos sufren las consecuencias. Yo no tengo hijos y asumo que todo debe complicarse por mil, porque sobre todo de peques, al no ser autónomos y no moverse por su cuenta, no te permiten demasiado margen así que entiendo que lidiar con el duo maternidad-negocio merece un tema a parte (por cierto, mi hermana lo hace mejor que nadie en Mamá Om).

Yo ya hace 4 años que trabajo por mi cuenta, y 5 que tengo una relación estable, en la que vivimos juntos (en pisos pequeños que son también mis oficinas y talleres y donde ambos hacemos cosas creativas en el día a día y nos molestamos y ayudamos mutuamente a partes iguales). Hemos tenido bastantes problemas, roces y discusiones con el tema, así que me he hecho un master un poco sin quererlo.

No voy a ser radical y decir que pasar demasiado tiempo en el ordenador (o haciendo lo que sea que hagas) va a romper ninguna relación, pero es posible que vaya erosionando sin que te des cuenta, y haya discusiones y roces que podrían ser fácilmente evitables con un poco más de conciencia. ¿Por qué?

  1. Porque a nadie le gusta sentir que no es la principal prioridad de su pareja. Es probable que con tu actitud estés transmitiendo algo que no es verdad. Si trabajas en casa, eres una presencia constante cuando tu pareja llega, pero no estás disponible para ella en absoluto.  Si trabajas fuera, puede que estés pasando demasiado tiempo fuera y que incluso te saltes días festivos para seguir trabajando (es normal, en tu calendario el domingo no existe y con suerte el día de Navidad te permites unas horas de relax).
  2. Porque es posible que te estés convirtiendo en una zombiempresaria. Cuando estás absorbida por el trabajo y todo depende de ti, es más que probable que en cualquier otro momento (cuando no estás en teoría trabajando) tengas la mente en tus proyectos o los mails de trabajo en el teléfono y no sepas separar tiempo de ocio de tiempo de negocio. Puede pasar que no estés centrada en las conversaciones que estás teniendo, en las películas que estás viendo, en la cena que te estás comiendo a la luz de las velas y solo estés de cuerpo presente y con la cabeza vete a saber dónde.

Obviamente no quieres acabar siendo una workaholica quemada, sola, y sin nadie alrededor excepto tus gatos (que no pueden huir de tu desatención aunque quieran), así que:

  1. Cuando tu pareja necesita atención (cuando te habla, cuando te pide que le ayudes con algo, lo que sea) dásela COMPLETA, no escuches a medias. Si no puedes en el momento, dile que tienes que acabar una cosa urgente y que al terminarla le darás toda tu atención. Si estáis haciendo algo juntos, céntrate en lo que está pasando. Vivir a medias no es agradable ni para ti ni para los que están a tu lado.
  2. Deja los domingos (u otro día que os vaya bien a los dos) para vosotros, sin ordenadores, sin mails, sin teléfonos, sin quedar con nadie. Marca vuestro día juntos. Reserva las noches para estar juntos, cenar tranquilos, ver alguna serie o leer en la cama (novelas, a ser posible, cualquier lectura de negocios te enciende el cerebro y no te deja dormir bien!), o simplemente hablar un rato y compartir el día. Márcate un horario de trabajo y si dices que a las 21h cierras el chiringuito para preparar la cena, hazlo.
  3. Cuando estéis juntos, apaga el smartphone o siléncialo. No hay nada tan urgente. Yo casi nunca contesto a llamadas de teléfono porque no quiero romper mis momentos de concentración, sea en trabajo o en pareja.
  4. Sé que llevar sobre tus hombros el peso de un negocio que está empezando te gasta mogollón de energía y parece que la cabeza la tienes solo para pensar en tus asuntos, pero de vez en cuando concéntrate en su universo, en sus problemas (que también los tendrá aunque tenga un trabajo de 9 a 7). Sois dos en este barco.
  5. Reconócele su mérito. Probablemente hayas llegado al punto en que estás gracias a él, a su apoyo y cariño. Puede que sea tu mejor consejero y el hombro sobre el que lloras cuando no puedes más. A quien gritas cuando estas enfadada por otros motivos. Agradéceselo y repítelo a menudo. Y sé consciente de ello. “ARIEH, GRACIAS! SIN TI NADA DE ESTO HUBIERA PASADO!”.

 

Al final solo es una cuestión de empatía, de no hacer nada que no nos gustaría que nos hicieran y de ser un poco razonable. Está claro que nos tenemos que esforzar mucho, y que sin trabajo duro no llegaremos a ninguna parte, pero si no queremos sacrificar las relaciones humanas tenemos que prestarles más atención en el día a día.

 

No te olvides de regar las plantas, si no, se marchitan y se mueren. Y el amor, también. Y la empresa.

 

¿Qué hacéis vosotras para mantener viva y feliz vuestra relación de pareja, a la vez que lucháis por sacar adelante una empresa (y quizás un trabajo, y unos hijos, y una vida social)? Tenéis espacio ilimitado en los comentarios aquí abajo para decir la vuestra.

 

Un abrazo,

firmadeb

  1. Wow! Este es uno de los temas más complicados cuando arrancas una aventura así. Este tipo de cosas, por más que sean proyectos individuales, tienen que ser aceptados por las dos personas de la pareja, puesto que hay momentos en los que habrá que hacer sacrificios, fines de semana en los que no podrás hacer otra cosa que trabajar, habrá noches sin dormir, habrá finales de mes en los que no podrás cobrar tanto, o podrás cobrar muy poco… y la pareja tiene que aceptar estas “reglas de juego” que, al fin y al cabo, es un equilibrio inestable que hay que controlar. Tengo pendiente una entrada en mi blog sobre esto.
    Por otra parte, y destacando lo positivo, el tener una pareja que te apoya, que te hace de “pepito grillo”, que te escucha y te orienta, que te aporta una voz crítica permitiéndote mejorar y corregir cosas antes de que se desvíen demasiado, que te rescata cuando estás demasiado obtuso o te centra cuando no estás… es lo que permite llegar hasta el final siempre.

  2. Deb

    Totalmente de acuerdo! No es solo la empresa que construyes sino las relaciones que construyes y que te ayudan a construirla! Yo con otro novio no hubiera llegado hasta aquí jamás de los jamases :)
    Gracias por estar ahí siempre y aportar tanto, Pau!

    • Rayan

      Tenéis mucha razón. Es imposible (al menos para mi) hacerlo sólo. Necesitas el apoyo de esa persona, que te de consejo, que te apoye, que te ayude a superarte, esa persona que te hace ver que realmente tú vales y que lo único que pasa es que no te valoras suficiente. Esa persona que siempre estará allí para apoyarte pase lo que pase, para compartir los buenos momentos y para sacarte de los malos.
      Tienes mucha razón Deb cuando dices que cuando se está juntos debemos dedicarnos el 100% el uno al otro, e intentar se comprensivos y valorar también el esfuerzo de la otra persona.

      Yo no podría publicar mi blog sino fuese porqué tengo a mi novio detrás diciéndome que lo que he escrito está bien, o que pequeñas correcciones podría hacerle. No sé que haría sin él!

      El post de hoy me ha parecido, además de super útil como siempre, precioso. Felicidades por la bonita pareja que hacéis Arieh y tú, por vuestro amor y por vuestro aniversario.

      Gracias una semana más.

  3. Yo siempre he pensado que tengo mucha suerte de tener una pareja que me hace poner “los pies en el suelo”. No es que me desmoralice, es que me permite disfrutar de los pequeños logros diarios, dejar que las cosas sigan su curso, sin forzar, sin desmoralizarme porque los ingresos tardan en llegar. Pero sí: he de reconocer que lo mío tiene que ser difícil de sobrellevar, especialmente en estas fechas. La pareja se resiente, y mucho Especialmente por el tema online… es absorbente hasta la ridiculez. Y luego, cuando sales por ahí y eres una auténtica cansina, hablando siempre de lo mismo. Y sólo lo sabes cuando de repente sorprendes a tu pareja hablando en tus mismos términos, como si le hubieses abducido. Pero gracias a tu guía, Deb, ahora sí que creo que esta cabeza puede llegar a ser una pequeña máquina de organización y eficiencia… al menos lo estoy intentando ;)

  4. Ainssssss que razón tienes, todo lo que yo en este momento puedo invertir en mi sueño, básicamente es un 90% tiempo y un 10% dinero, eso me supone que se me dan las tantas o con el pincel o con el ordenador, así que más de un día, dos, tres, cuatro … mi pareja se ha ido a dormir y yo me he quedado a lo mio. Eso sin contar que tengo dos hijos y aún conservo mi trabajo… así que cierto es, que volviendo a un tema anterior, no se si alguno de mis ex merecen un monumento, pero tengo muy claro que quien está en el otro lado de la cama, se merece más de uno.

  5. Como dice PauStinson tu pareja debe conocer las reglas del juego, es decir, cualquier proyecto que se lleva en una casa implica a todos sus miembros.

    En mi caso, tengo mucha suerte porque ambos somos personas creativas, y el tiempo que yo estoy en mis cosas él está en las suyas. Sin embargo la petición de atención siempre acaba apareciendo de un modo no previsto y en muchas ocasiones era yo la que sacrificaba mis horas de trabajo para estar con el.

    Mi solución pasó por trasladar el taller al comedor (no tenemos hijos y nuestro piso parece piso de estudiantes así que no hay decoración que romper, de momento) eso me permite estar con él mientras trabajo. También me obliga a tener que recogerlo todo llegada determinada hora para hacer vida de hogar, cosa que me va bien para no entrar en el caos.

    Si no me queda más remedio que trabajar en el tiempo que estoy con mi pareja limito ese trabajo a tareas que no necesiten demasiada concentración y pueda realizar de modo automático (vamos, hacer labores mientras vemos una peli)

    Y evidentemente, aprovecho sus días de fiesta para desconectar del todo. Desconectar de vez en cuando es saludable. ;)

    • Rakel, si se me permite la intromisión, tener el taller en casa te permite poder hacer cosas mientras estás con los tuyos, pero no te permite desconectar totalmente cuando es “hora de plegar”.
      En mi casa había una pyme que, entre otras cosas, hacía montajes eléctricos. Al principio era muy poco lo que teníamos que montar (estaba más centrada en otros ámbitos), con lo que teníamos una mesa en el comedor con las herramientas, cables, aparatos… Pero fue ganando peso y fueron entrando proyectos y al final estaba todo el comedor lleno, había hilillos de cobre (de pelar cables siempre se rompe alguno, y cuando cortas trozos pequeños de cable siempre caen) por todas partes… y era imposible desconectar completamente. Hay que ir con cuidado y, cuando se llega a este extremo, saber equilibrarlo muy bien o tener un taller o una habitación sólo para eso. De lo contrario, creará tensiones mentales que pueden derivar en tensiones reales en la pareja.

      • Deb

        Yo esta semana le he cambiado a Ari la habitación extra que tenemos para trastos (y que él usaba para sus cosas de DJ, dibujos, etc) por el comedor (que era donde yo trabajaba), y me la he remodelado y reorganizado para trabajar mejor. Así cuando cierre la puerta no veré NADA que tenga que ver con mi trabajo.
        Y si me pongo en el comedor con el ordenador será solo para ver series o hacer cosas distraídas. La habitación de trabajar, para trabajar.
        Lo he aprendido a base de agobios :)

        • Pau y Deb, tenéis razón, si se trabaja en casa (en mi caso mi taller lo tengo en una habitación pequeña; pero acondicionada como tal) es mejor separar el taller del espacio compartido por la pareja (si se puede claro) para que interfiera lo mínimo en los momentos de vida familiar!!!.

          • ester

            Lo del espacio es clave. Mi pobre madre que es modista y hace un montón de manualidades tuvo que esperar a que los niños abandonáramos el nido y os aseguro que el nivel de productividad y felicidad y creatividad subió exponencialmente cuando tuvo “su habitación” en mi caso vivo sola, en medio convivencia con mi novio, pero la casa es un apartamento de estos de verano de una habitación. Aún así tenía claro que no quería convertir el salón que es la única habitación grande y de reunión que tiene la casa en lugar de trabajo/estudio así que he aprovechado que la terraza está acristalada y me he montado un pequeño chiringuito creativo allí con algunos escondrijos cuando toca cenita en la terraza recoger en un plis plas.

          • Rayan

            Creo que es clave para separar la vida del trabajo si no tienes taller propio, es una manera de compartimentar la mente y las horas de trabajo y las de descanso. Para poder concentrarse plenamente cuando estás trabajando y desconectar plenamente cuando estás en tu tiempo de relax.
            Para mi puede aplicarse esta misma técnica a las horas de estudio en casa y las de relax. He estudiado una carrera a la que tenía que echarle muchísimas horas de estudio y para mi era vital estudiar en un sitio y cuando salía de esa habitación descansar y desconectar la mente.

        • Ya lo tenía bien claro Virginia Woolf: sin una habitación propia no se puede funcionar. Ella hablaba de escribir, pero yo lo aplico a cualquier actividad que requiera concentración. ¡Yo sueño con un taller propio!

      • Es cierto, en ocasiones se siente el espacio invadido, (sobre todo cuando uso la mesa para patronear) pero creo que me expliqué mal: En su día se integró la terraza al comedor y es ahí donde tengo mis trastos. Es decir que estoy en el comedor pero en un ambiente diferente. No hay ningún muro o puerta que no me permita conversar con mi pareja mientras cada uno hace lo suyo, y cuando se termina la jornada todo queda reducido a su propio espacio.

        Las cosas que requieren mayor concentración las dejo para las horas en que estoy sola. Evidentemente soy consciente de que el día que la cosa crezca tocará mudarse (a otro cuarto, a un local…) pero de momento me va bien así. Será cosa de familia, mi abuela era sastre y todos hacíamos la vida en su cuarto de costura. :D

        • Esto queda un poco raro, pero yo uso Skype….mi pareja y yo trabajamos cada uno en su propio espacio pero en casa..yo tengo mi taller y él adaptó el salón como su estudio de grabación….así cada uno tiene un espacio con salón incluido (minisalón en mi caso)…que elegimos para desconectar….
          Pero mientras estamos trabajando, a lo largo del día…aun estando los 2 en casa, y para no distraernos demasiado…nos saludamos vía Skype, de estudio a taller…así nos mandamos mensajitos cariñosos sin que nos desconecte del todo del tema en que estemos trabajando…

          Eso sí, los domingos son sólo nuestros….y aunque no suelo salir de noche, y prefiero pasármelas trabajando…cuando él tiene un concierto (es cantante..) mi asistencia es casi obligatoria…para compartir el trabajo, pero también el éxito…¡ y así de paso me obligo a desconectar que a mi es a la que mas me cuesta….

  6. Yo tengo suerte de que mi marido es mi primer fan y mi coacher personal, si no, nunca jamás de la vida me hubiera animado a emprender.

  7. Buenos dias. Hoy me animo a escribir y compartir mi experiencia.
    Tengo 31 años, llevo 13 años con mi marido, 10 de ellos casada. Tenemos un hijo, es autista, y nos lleva mucho tiempo al dia el estimularle para que cada dia sea más independiente.
    Hemos pasado momentos buenos, momentos malos, momentos peores…pero la base de todo es la confianza y el respeto, y por supuesto, tener ese ratito de cuando acuestas al peque hasta antes de acostarte para hablar de vuestras cosicas.
    Es muy MUY importante la comunicación, porque si no, sólo seréis compañeros de piso, y la relación de pareja desaparecerá, y un dia te levantarás y te darás cuenta de que vives con un desconocido.
    Por difícil que la vida te ponga las cosas, se puede seguir adelante, apoyándose el uno en el otro. Yo aún tengo esperanza en que dejaré mi caca-curro y montaré un negocio pequeñito. Y hasta que el dia llegue, mi marido seguirá siendo quién me seque las lágrimas que me produce mi trabajo actual.
    Así que no dudéis en prestar atención a vuestros seres queridos cuando la necesiten, porque son los que han estado, los que están, y los que estarán siempre.

    (Perdón por el tochaco!)

    • Fieltropiecita mía..mi admiración crece y crece…tu vida ha sido complicada por lo que cuentas y sales siempre adelante con una sonrisa y un gran compañero…deja ya ese caca-curro..y lánzate tu felicidad personal debe estar por delante de todo….aprovecha que tienes todo lo que es realmente necesario¡¡¡¡

  8. Cuánta razón! Yo llevo casi un año con el blog y no hace mucho que me he dado cuenta de todo esto que explicas. Hay veces que nos ponemos obligaciones a nosotras mismas “tengo que escribir una entrada en el blog, a ver si entro en el twitter que lo tengo abandonado, tengo que hacer fotos a los nuevos productos…” y así hasta un sinfín. ¿Y qué pasa si por un día no haces todo eso? pues ¡nada!. Hay que saber desconectar e intentar poner el mismo empeño en las personas que tienes alrededor o en tu pareja porque es verdad que sin su apoyo nada sería posible.

  9. Buenos días a tod@s,
    Hace unas semanas me encontré precisamente en esa disyuntiva!!!!. Martín, mi marido, me comentó que si durante la semana no podía adelantar todo el trabajo que tenía, para el fin de semana poder estar juntos y salir y hacer las cosas que hacíamos antes de empezar con mi proyecto. Mi respuesta fue inmediata: “Martín, estoy empezando y claro necesito todo el tiempo del mundo y además el fin de semana que tú me puedes ayudar en la casa yo coso mejor y me cunde más”. Perfecto escenario, verdad Deb, para que dentro de un año “quizás” forme parte de las “Empresarias Handmade”; pero que “seguramente” también formaré parte del “Club de Mujeres Divorciadas”. Hasta ahora he sacrificado fines de semana, alguna reunión con amigas y todo por ???. Cuando Martín me hizo esa reflexión, aunque mi primera respuesta fue quejarme, interiormente sabía que tenía toda la razón del mundo. Trabajo solamente 2 horas al día como monitora en un comedor escolar, así que de lunes a viernes dispongo del suficiente tiempo como para tener que sacrificar fines de semana!!!. Bueno, pues os voy a poner un ejemplo: La semana pasada, concretamente el pasado martes, fui a una tienda de Barcelona a enseñarle mis creaciones, se quedó un jersey con una aplicación de muñeca (utilizando técnica de patchwork) y me encargó 5 más. La Sra. muy amable me preguntó qué cuándo los tendría y le contesté que como mucho en 2 semanas, se echó las manos a la cabeza y me dijo que no, que antes, bueno a ver que puedo hacer le contesté. Tuve puente ya que el viernes no tuvimos cole, seguramente si me hubiera dedicado en cuerpo y alma, ya los tendría acabados y hoy, en vez de estar aquí escribiendo este comentario (cosa que me encanta y me llena!!!!!) estaría en la tienda entregándole la “mercancía” y con un dinerito en el bolsillo; pero en cambio qué hice: el miércoles fue “La Castañada” y tuve cena familiar en casa y luego risas, entre panellets, castañas y boniatos. El jueves después de la fiesta de la noche anterior, vageando en casa. El viernes por la mañana Martín trabajaba (podría haber aprovechado para coser, verdad?) pues no, vino una amiga a casa a desayunar que hacía un montón que no veía y estuvimos hasta el mediodía sin para de hablar, el resto del viernes y el sábado vida de pareja, el domingo por la tarde merienda familiar ya que era el santo de mi padre. Así es que hasta ayer no pude ponerme con los jerseys y aunque estaba satisfecha de lo bien que me lo había pasado, reconozco que tenía ese remordimiento de no haber trabajado y poder servir el pedido antes. Así que el post de hoy me ha reconfortado tanto!!!!. Ah!!! y respecto a la guía decir que: GENIAL!!!!. Mira, se podrá o no estar de acuerdo con todo su contenido, pero lo que si está claro es que está escrita de una forma amena, divertida y en clave de humor y eso consigue que cuando acabes de leerla te sientas con ganas de salir a “comerte el mundo”!!!!.
    Un abrazo para tod@s!!!!!.

  10. Ya que ha salido el tema de la guia!!! jejeje yo ando saboreandola a sorbos, me siento por la noche a leerla, libreta en mano para hacer los ejercicios jejeje ( no estaría de mas tener un foro aparte para comentarla, aquellos que la hayamos comprado claro)

    Lo dicho me pongo a leerla, con mi libreta y cuando me doy cuenta toma!! es la una !! alé a la cama! creo que también la guia tiene algo de culpa del tiempo que le quito a la vida de pareja jajajajaja y eso que la leo a poquitos. para que me dure mas

  11. Sorry por el comentario tan largo, es que me emociono y me pongo a escribir!!!!!.

  12. Hoy este post me ha tocado el corazón… porque estoy en un momento delicado, y creo respetar todas estas reglas para dedicar tiempo a mi pareja… pero mi pregunta es: y cuando tu pareja no entiende lo que haces? no se, seguramente es mi culpa por no saber explicarme bien… Así que mi asignatura pendiente es contarle todo bien, para que él empiece a creer en esto tanto como yo.

  13. Bea

    Ay me ha encantado ésta entrada. Ésto si que es conciliación real <3

    • Tal vez no eres tu la que no está cultivando lo suficiente la relación. Una pareja es cosa de dos ¿Por qué tiene que ser culpa tuya su falta de apoyo?

  14. Roser

    Emma, estoy en tu misma situación: trabajo, tengo dos niños y solo tengo las noches para planificar posible negocio… Estoy aprovechando al máximo la baja de maternidad (que ya se acaba) para dejar cosas ya preparadas y no ir tan estresada…
    También coincido con Rosa. Intento ahora dejarme los fines de semana libres pero me cuesta. Prometí a una amiga tener una cosa terminada en una semana, me salió mal y lo tuve que repetir. En cambio de decirle que le daria más tarde me estresé y he pasado dos semanas dedicadas exclusivamente a su pedido. Aprovecho cualquier momento para hacer cosas, soy un no parar… suerte que mi pareja también se lleva trabajo a casa y cuando se pone en el ordenador yo ya tengo excusa. Y que me entiende, cree que tendría que parar de tener ideas pero me apoya en ellas.
    Aún así tengo que marcarme un buen horario y saber parar para tener mis momentos con él o con mis hijos (ellos, al ser más absorbentes y menos independientes siempre tienen su momento). Me he puesto mi taller en la habitación de jugar de los niños, para estar todos juntos y a la vez, como pocas veces juegan allí (se llevan los jugetes al comedor) no verlo cuando salgo de la habitación. Cierro y punto.

    • Si es que…menos mal e este blog, uno no se siente tan raro viendo que hay gente en la misma situación, yo tengo el estudio en una habitación a parte, en ella mi marido tiene mesa para el ordenador y sus maquetas, y también hemos añadido una mesa para los peques, aún así, es muy dificil conciliar, se perfectamente que es eso de tener que correr por que en el último momento se ha fastidiado algo y por no pedir al cliente un par de días extras, acabas resintiendo alguna de las áreas familiares, supongo que el truco a final es evitar que esa “desantención” no dure mucho tiempo ni afecte siempre a lo mismo. vamos ir repartiendo daños colaterales.

  15. ester

    Hace algún tiempo leí una entrevista a la modelo Laura Sánchez en la que le preguntaba que qué era lo que buscaba en una relación, su respuesta me encantó “que me faciliten la vida”. Creo que es una buena clave porque además intentar hacer la vida facil y feliz al otro es la forma de amor más desinteresada y estupenda que puede existir. A mi me ha costado un poco, pero ahora mismo tengo una pareja tal que así. Que en lugar de echarme en cara que esté retocando fotos o escribiendo algo me dice “voy a ponerme con la comida y así tu sigues” o “mañana limpio yo tú ponte con tus cositas que te hacen sonreir” Por mi parte yo también intento facilitarle mucho la vida a él y ver cuando él de verdad necesita que ese momento este sólo para él y cuando eso ocurre sinceramente me da igual lo que esté haciendo porque nada es tan urgente ni importante como mi pareja o mi familia o mis grandes amigos.

  16. Kate

    Soy fotógrafa freelance pero aún no es nada serio, sólo trabajos sueltos, no puedo decir que me tome mucho tiempo. Si me lo quita la universidad y creo que tus consejos son muy aplicables a combinar amor y estudios. Gracias Deb! :)

  17. Inma

    Has dado en el clavo Deb, ¡que importante es tener alguien al lado que entiende lo que haces!
    En mi caso es mi marido,siempre está ahí , cuando le pido opinión y ayuda. Yo le digo que es pieza fundamental en la “empresa”.
    Por eso mismo soy consciente y tengo mi tiempo para desconectar.

  18. Vilka

    Muy bueno Deb, es mi asignatura pendiente… Vivo con mi pareja y tengo la universidad por las mañanas, trabajo por las tardes (para poder pagarme los estudios y encima cursos varios. Mi chico parece que tiene la paciencia infinita pero no. Me ayuda un montón, pero tengo miedo y remordimientos lorque no me da tiempo a hacer las cosas de casa, por falta de timpo y por el cansancio. Pero a él sí que le dedico tiempo, viajamos siempre que haya puente, y no hay finde que no veamos al menos una peli. Es muy difícil sacar tiempo,hay que organizarse, y muchas veces me siento un robot y me entra angustia de no tener tiempo para nosotros, pero es lo que hay. Menos mal que queda poco por acabar y entonces ya podré dedicarle más tiempo a mi chico y a las cositas de cuero!
    Ánimo a tod@s!

  19. Yo creo que me han hecho un poco de daño los foros de etsy, donde a veces parece que tienes que dedicar cada minuto de tu vida a tu negocio handmade. Siempre he dicho que prefiero trabajar catorce horas para mí que ocho para otro, y hay días en los que he estado estresada, irritable, colapsada, y nada de eso entra en lo que quiero que se convierta mi pequeño negocio.

    Estos días he estado un poco descentrada y necesito encontrar ese equilibrio entre esforzarme para que mi trabajo salga adelante y vivir, vivir de verdad. La vida como nos la han planteado desde pequeños es una milonga. Tiene que ser de otra manera, y si no, tendremos que hacer que lo sea.

    P.D: ¡aún no he empezado a leer la guía! esta semana sin falta voy a que me la impriman, que necesito un poquito de motivación y organización :)

  20. Olga

    Confirmo que todo lo que dice mi hermana es cierto. El domingo la llamé doscientas mil veces al fijo y al móvil (no sé para que tienes teléfonos) y no se dignó a contestarme. La próxima vez me presento en tu casa de forma espontánea, como quiere Ari, y que os zurzan.

  21. Yo no tengo empresa propia, sigo trabajando por cuenta ajena, pero aún así creo que hay un problema que ambos comparten y que vari@s ya habéis comentado. Hay que saber separar la vida “de casa” con la vida “profesional”. Al igual que los que trabajáis en casa intentáis tener vuestro espacio de trabajo bien delimitado, yo intento dejarme las cosas del trabajo donde pertenecen, en la oficina, y mis tareas online (escribir post, editar fotos…) hacerlas sólo en el mini-despacho que compartimos.
    Desconectar es fundamental, tanto para la pareja como para nosotros mismos. Fuera los remordimientos por no haber podido mirar Twitter o responder a comentario en Facebook…

  22. ANA MARTIN

    ME ENCANTAN TUS CHARLAS, ERES INCREIBLE. HACE POCO QUE HE EMPEZADO CON MANUALIDADES Y TU GUIA ME HA HECHO REFLEXIONAR SOBRE MUCHOS ASPECTOS, Y ESO QUE NO HE TERMINADO DE LEERLA. COMO DIRÍA UN AMIGO MÍO: “DE MAYOR ME GUSTARÍA SER COMO TÚ”. MIL GRACIAS

  23. Para poder lograr un equilibrio en pareja hay que tener espacios comunes pero también espacios propios.
    Trabajar juntos es muy duro, durísimo a veces, pero es enriquecedor y yo no lo cambio por nada.
    Gracias por la reflexión!!
    Besillos

  24. Por suerte o por desgracia yo trabajo en casa por las mañanas y por las tardes fuera de casa, así que cuándo llego a casa mi pareja acaba de llegar e intentamos ponernos al día sobre cómo nos ha ido. Nos complementamos muy bien y respetamos nuestros espacios, aunque a veces hemos tenido algún roce por estar totalmente concentrada en mis cosas y no hacerle ni caso ;) Como estamos todo el día sin vernos por el trabajo, las noches y los fines de semana son totalmente nuestros. ¡Qué afortunada soy!
    Por cierto llevo casi la mitad de la guía handmade y estoy nerviosa perdida por empezar a poner en práctica todo. Voy a hacer una primera lectura y en la segunda empiezo con los deberes. Me esta pareciendo muy práctica, amena y divertida y me he visto identificada en algunas situaciones que comenta Deb. Espero que a todos os esté ayudando tanto como a mi.

  25. Mo

    Teneís toda la razon del mundo, pero a veces es tan dificil!
    Despues de trabajar mis ocho horas “legales” llego a casa y me pongo con mis telas hasta la hora de cenar, ahí por lo menos tenemos nuestro ratillo para comentar lo bueno y lo malo del día.
    Hubo una temporada en la que nos veiamos muy poco y decidí ponerle remedio porque si no ibamos a acabar, como alguien comentó por ahi arriba, como simples compañeros de piso y eso en el mejor de los casos…el remedio consistió en que una vez a la semana, cada semana le tocaba a uno de nosotros, reservaría un día para organizar un plan pensando exclusivamente en los gustos del otro (no se si me he explicado bien) y la verdad es que estuvo genial volver a hacer tantas cosas que habíamos dejado de hacer sin darnos ni cuenta….ahora lo seguimos haciendo, no cada semana pero procuramos no volver a las andadas y reservar un día para hacerle la vida más feliz al otro.
    Por cierto estoy super contenta con mi Guia Handmade!!

  26. Carolina

    Hola chicas, este tema lo comparto completamente mi chico es musico y yo doy clases por las mananas, en las tardes intento dedicarle tiempo a emprender pero siempre estamos los dos en casa y se hace complicado concentrarse, queria pedirles consejos para un nombre quiero hacer una marca para vender cositas para casa de un estilo diferente dirigido a gente joven, recien casados etc alguna idea?

  27. Justo ahora estoy en ese momento de quedar super absorbida por mi mini empresa preparando todas las ferias de Navidad y la verdad es que me cuesta buscar tiempo para mi pareja y amigos. Aunque todo el mundo sabe que durante dos meses estaré desconectada siempre intento hablar con mis amigas un dia a la semana y siempre cenamos juntos con mi pareja. Creo que es IMPORTANTÍSIMO darte un ratito para estar con otros pero tambien un rato para tí sola sin pensar en las mil cosas que tienes que hacer.

    Una cosa que me va bien es hacer un rato de pilates con “Pilates para Vagas” del Club. Así desconecto y solo pienso en respirar bien y hacer los ejercicios. Es como mi momento de meditación.
    Creo que todo el mundo se tendría que buscar su ratito!!

  28. Este es el post que mas me ha llegado hasta la fecha…quizás porque no lo esperaba..y me alegro¡ Perdemos la perspectiva de las cosas que importan a veces…o las damos por hecho y dejamos de cuidarlas…así que gracias Deb una vez mas por recordarnos que se puede. Siempre lo digo, descansar es una parte fundamental de trabajar..y descansar es desconectar, hacer otras cosas, ver gente y echar un ratote rico con tu chico…a veces hay que obligarse a parar…a mi me cuesta mucho y entonces me recuerdo que mi mente lo necesita para ser realmente mas productiva cuando vuelvo al trabajo….

    Y respecto a la Guia….fantástica¡¡¡ a mi me está abriendo horizontes, viendo errores y descubriendo las soluciones. Me anima muchísimo, me lo creo siempre mas…y lo que es la vida…después de 2 años sin trabajar para nadie….ahora que me siento encaminada…van y me ofrecen un puestazo….no se que hacer..¡

  29. Bueno Deb y todo el mundo! creo que he leido todos los comentarios, lo he hecho a ratos y no se si me salto alguno.

    ¿Que crees que passa si tu paraja en lugar de apoyo te lastra y no te permite evolucionar hacia tu meta profesional?¿Como se maneja esta situación?

    Tu puedes ser muy creativo, atrevido, apasionado y tu pareja una persona ultra conservadora, miedosa, insegura, etc

    Lo incluyes en las excusas de los primeros posts?

    • Raquel

      Pau, yo me había planteado eso mismo… Mi marido es más bien pasivo y de los que están cómodos en la seguridad de su trabajo de oficinista.

      Esa falta de energía, de animación, al final me arrastra a mí también (es más cómodo para mí, obviamente, pero no es lo que quiero). Me veo engullida por tanta apatía y se me diluye el entusiasmo… Es duro luchar contra eso. ¿Alguien en esa situación que me dé consejillos?

      ¡Gracias!

      • Mo

        Hola Raquel,
        yo eso si que lo pondría en el apartado de excusas, y estoy de acuerdo en que es una mala excusa, pero las cosas son como son, excusa al fin y al cabo.
        Entiendo lo que quieres decir pero creo que nuestros sueños, son nuestros y somos nosotros los que tenemos que luchar por ellos y motivarnos para seguir adelante, es un poco como lo que comenta Deb que le pasa con sus padres, lo mismo puede ocurrir con tu pareja, no siempre se tiene al lado alguien igual de creativo o incluso emprendedor pero no por eso no apoyan nuestros sueños, lo que pasa es que no se emocionan al mismo nivel que nosotras, yo creo que hay que respetarlo, otra cosa es que tu sueño suponga un problema en la relación con tu pareja, eso es tema aparte, soy de la opinión que si se cree en algo hay que luchar por ello y no dejar que otros te pongan limites solo porque no creen en lo mismo que tu, una tiene todo el derecho a equivocarse o a triunfar.
        También estoy de acuerdo en que una pareja tiene que crecer junta pero una pareja son muchas más cosas y no siempre hay que ir de la mano en todos los aspectos.
        Yo me siento apoyada y motivada por mi pareja y cuando estoy de bajón me anima, incluso a cogido la aguja alguna vez para ayudarme cuando me ve superada, pero se que no se emociona con cada cosa que hago aunque si está atento a mis emociones pero lo más importante para mi es que respeta profundamente lo que hago, creo que al fin y al cabo eso es lo importante no?

    • Deb

      Oh, qué gran pregunta!
      Mmm, no sé, no creo que entre dentro de las excusas en realidad, porque poner de excusa a otra persona no es ninguna buena excusa :)

      El caso es que pienso (ahora me has dado una idea para un post) que una pareja duradera tiene que estar hecha para CRECER juntos. Uno tiene que apoyar al otro y el otro al uno. Tienen que tener un proyecto común y además respetar y alzar al otro con toda la fuerza posible en su proyecto personal. Si no se comparte, si el carácter es tan opuesto, si una persona supone un freno para el crecimiento de otra, creo que no es una pareja basada en el amor sino en otras cosas.
      Amor es querer que la otra persona lo tenga todo, querer que triunfe y que sea fiel a ella misma.

      Se puede querer mucho a alguien pero primero hay que quererse mucho a uno mismo. Parejas-lastre no, gracias.

      Si pese a todo hay que seguir juntos ;) creo que vas a tener que “blindarte” de alguna forma a su influencia en ese sentido. A mi no me ha pasado con mi pareja pero sí con la opinión de mis padres, por ejemplo. Pensar cómo iban a valorar cosas que yo hacía me condicionaba y resultaba pesado, así que dejé de contarles ciertas cosas y aprendí a no tomar en cuenta su opinión en según qué temas. Es triste, sí, pero sano. Si no se puede solucionar, hablar y cambiar, tú tienes que seguir avanzando.

      Y esa es mi opinión! Gracias por lanzar un tema tan interesante, Pau!

  30. Patricia

    Siempre he creído que dos personas que han decidido estar juntas han de sumar, nunca restar y si pueden sumar “juntas” mucho menor, Me gusta la idea de compartir los proyectos laborales con la pareja porque creo que te une mucho más y, si encuentras el equilibrio, todo lo que se consigue juntos tiene un doble valor.

    Sé que no todas las parejas tienen esa oportunidad, yo no la tengo, por no tener no tengo ni pareja ( ohhhhh) pero pienso que es una suerte que hay que valorar y saber cuidar.

    En cuanto a las parejas “lastres” creo que hay que poner la situación en una balanza. Está claro que todos quisieramos tener a nuestra alma gemela que sea nuestro motor, el porque, el para que y el por donde, pero hay que ser realistas y a veces las cosas no vienen de color de rosa sino que hay que pintarlas de rosa y ese si que es un trabajo compartido. Puede que la pareja no sea tal y como uno quiere pero tal vez te aporta otras cosas de las que uno carece y de ahi el equilibrio, porque cuando uno quiere a alguien tiene que aceptarle como es, pero lo que nunca hay que permitirse es restar, restar nunca, porque seguro seguro que no será feliz ni uno ni el otro.

    Gracias Deb!

  31. Rosa

    Interesante pregunta Pau!
    A veces creo que va bien tener a alguien al lado más conservador que pueda hacer que le des dos vueltas a las cosas, ver otros puntos de vista, etc.
    Creo que sí que hay muchas veces que te dejas contagiar por el miedo. Sobre todo si arriesgas dinero de la unidad familiar, si hay hijos… Te acaba invadiendo además del miedo, la culpabilidad…
    Aunque, por ejemplo, también conozco el caso de una chica para la que el apoyo es no ponerle un pero a lo que hacia por muy mediocre que fuera en producto que hacia… O por muy disparatada que fuera la idea. Creo que el apoyo depende mucho de cada uno.

  32. Bueno, pareja lastre? hum, creo sinceramente que una pareja te puede querer, pero no tener entre sus virtudes el ser positivo, y por tanto quizá no aportar el apoyo necesario. no son perfectas nuestras parejas pero nosotros tampoco, pero una cosa es que tengan miedo y otra que menosprecien lo que hacemos ahí realmente creo que está el problema. pero no para nuestros sueños si no para nuestra vida.
    Yo tengo su apoyo, aunque tiene ese punto de miedo, y prudencia y también es critico (a veces cuando no quiero que lo sea) pero se que me valora, y que está orgulloso de lo que hago y sobre todo tengo la seguridad que me quiere. (jajaja que pena que no lea esto)

  33. Pingback: Oye Deb! › REINVENTARSE NO ES DE PERDEDORES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>