LAS COMPARACIONES SON ODIOSAS

od-18

Las comparaciones son odiosas en grado máximo. Sobre todo cuando sales perdiendo en ellas, claro. Es un agobio vivir todo el tiempo pendiente de cómo lo están haciendo los demás y de la competencia que tienes y de qué opinan los demás sobre cuánto te pareces a este o a otro o sobre si eres lo suficientemente buena o hermosa y tal. La cosa más agobiante del mundo son los demás.

¿Si estuviera sola en el mundo me preocuparía la pinta que tengo o si mis artículos son los más lúcidos? Nop. Muchas otras cosas me preocuparían, bastante más metafísicas que si tengo el pelo brillante o si la gente está comprando El Ideatorio o si mi madre va a estar orgullosa en algún momento de que tenga una profesión que no entiende.

Está claro que la principal responsable de este agobio que sufro –sufrimos, todas, pero voy a hablar en primera persona- soy yo. Puedo echar la culpa a la sociedad, a lo que me han enseñado, a todo lo que tengo que cargar sobre mis espaldas, a todas las aspiraciones de mis padres, de mis amigos, de mi pareja, de mis lectores. A la imagen que se forma la gente sobre mí sin conocerme. Lo que pasa es que al final, el cómo te sientes respecto a ti misma es una cuestión puramente individual.

Así que vuelvo al primer párrafo y rectifico: la cosa más agobiante del mundo es mi cerebro. Y a lo que decía al empezar: creo que la cosa que hace más daño a la autoconfianza son las comparaciones. Si me siento insegura de algo mío en algún momento es únicamente por comparación. Si no tengo nada-nadie con quién compararme, no puedo decidir si lo mío está bien o no. Sin referente, no hay posibilidad de comparación. Sin comparación, hay felicidad y confianza.

Por eso mismo, me ocupo y me preocupo por aliviar mi carga respecto a las comparaciones que tanto mi cerebro como el de los demás hacen sobre mi persona o mi trabajo. He decidido que en el mundo ideal la meta sería llegar a asumir que todo lo que tengo, lo que soy y lo que hago está perfectamente bien y por tanto, nada de lo que tenga, sea o haga cualquier otra persona va a ser mejor. Será diferente, pero no mejor. Nunca mejor.

En pos de esta idea he tomado algunas medidas sencillas pero efectivas para reducir mi carga de ansiedad comparativa. Lo empecé a hacer ya cuando teníamos Dumbo porque no quería estar todo el rato viendo productos que me parecieran mejores y más creativos y mejor hechos y minando mis propias ideas y productos por el agravio comparativo. Hay que trabajar mucho para reforzar el ego.

 

Limitar lo que leo

Lo primero que hice fue reducir mi blogroll y limitar lo que leo y consumo cada día a estrictamente lo mejor de lo mejor. Intento leer sólo cosas que vayan a alimentar mi propio trabajo, que me den ideas o fuelle para escribir o que me enseñen algo interesante. Esa limpieza masiva de mi feed, de mis mails, de mi muro de Facebook, de todo lo que cada día me enviaba señales de “mira esto, mira lo otro, esto es genial, lo tuyo es un asco” me sirvió para tres cosas súperimportantes.

  1. Aumentar mi productividad al emplear más tiempo haciendo cosas que leyendo o pensando en las cosas de otros.
  2. Aumentar mi autoestima al no estar sometida a lo que hacen los demás.
  3. Eliminar la ansiedad que me producía no poder estar al día de todo lo que escribía y publicaba todo el mundo.

Quédate con lo que te ofrezca el mejor contenido, con lo que te anime a trabajar, con lo que te haga sentir bien en lugar de poco importante, y reserva todo lo demás para ese día en que sólo tienes ganas de comer helado. El día en que te viene la regla. El día en que estás malita. El día en que simplemente no te apetece trabajar y quieres hincharte a mirar tonterías. Básicamente lo que llevo haciendo este último mes, que estoy en modo encefalograma plano.

Además, intento conscientemente tener mi blogroll y mis referentes en un sector diferente al que me ocupa. En lugar de fijarme en gente que escribe sobre crecimiento personal y empresas y tal (que tengo algunos, pero sólo los que están tan por encima que me hacen aprender cosas cada día), leo a fotógrafos, creativos, economistas, cocineras, filósofos, viajeros… Este sencillo movimiento no me añade presión encima sino que me provee de inspiración real, de la que me resulta útil y productiva, no de la que me da pinchacito en el corazón porque no acabo de ser todo lo buena que se supone que tendría que ser en mi negocio al ver constantemente los éxitos de los demás.

 

Frenar las redes sociales

El otro frente abierto en términos de pérdida de tiempo y de autoestima y una fuente de competitividad y desatención son las redes sociales. Hace mucho ya que escondí al 90% de la gente que me pide amistad en Facebook de mi timeline (sorry, no es personal!). Me he quedado con los que me dan contenido que sí me interesa, con los que realmente me caen bien, con los que tienen algo que decir o con los que son realmente mis amigos y familia. El resto de empresas chulas, de gente molona no tienen por qué estar dándome bofetadas en la cara cada vez que abro el Facebook. No ya digamos los que no aportan nada interesante.

Lo mismo en Twitter. En 140 caracteres todo el mundo quiere parecer fantástico y es muy fácil pensar que la vida de los demás es absolutamente genial y que todo el mundo es terriblemente divertido y tu vida y tu sentido del humor concentrado apestan. No es una red social que use demasiado, a veces simplemente para ver si alguien me descubre algo que me motive, pero sólo cuando conscientemente busco perder el tiempo o divagar. O cuando voy en metro, ese es mi momento Twitter.

 

Concentrarme en mí

Lo segundo que hice fue dedicar mucho tiempo a descubrirme a mí misma, no en un sentido espiritual ni mucho menos, sino en descubrir cuál era mi estilo, qué cosas hacía bien y que cosas hacía mejor que la media de personas, qué podía aportar yo que fuera diferente e interesante. Cuando te das cuenta de lo que tienes y afianzas tu propia personalidad, la personalidad de los demás deja de parecerte importante porque descubres que tú también tienes mucho que dar y termina por pasar que te vuelves capaz de montar tus propias historias sin tener que mirar cómo lo hace nadie, a tu rollo total. Lo que además te convierte en alguien absolutamente imposible de copiar.

Un minuto dedicado a descubrir y construir tu personalidad es un minuto bien empleado. Emplea muchos y verás. Apúntate a El Ideatorio si necesitas guía :)

 

Limpiar

No la casa (que también, aunque yo no soy muy buena en eso) sino tu vida.

Hay que hacer espacio para una misma. Hay que dejar de leer tanto online, ver tanto la tele en modo “loquemeechen”, chequear tanto el Facebook, el Instagram, el Pinterest y el Whatsapp. Hay que sentarse a hablar con una misma, como si estuvieras locatis. Hablar con una misma es bien. Hablar con todo el mundo menos contigo es mal. No puedes estar hiperconectada e hiperestimulada y luego no ser capaz de saber lo que te pasa por dentro y no saberlo sacar de forma productiva y construir con ello un negocio y una vida estupenda.

Honestamente, estoy tan harta de estímulos que no quiero añadir ni medio estímulo más a mi lista de estímulos diarios. La hiperestimulación al final me deja atontada y no me puedo concentrar en mis propios pensamientos si todo el rato estoy pendiente de los pensamientos y las intervenciones de los demás. Me canso. Y eso es lo que me pasa ahora, que estoy súper cansada y lo único que quiero es ver pelis y leer libros y tomar el sol y tomar cañas porque tengo el cerebro agotado. Y por eso llevo un mes sintiéndome culpable porque los demás están trabajando y avanzando en sus vidas mientras yo veo todas las pelis románticas que pillo, me engancho a Modern Family y leo sobre la vida en el campo.

 

Todo empieza en mi cerebro.

 

Seguro que el tuyo hace cosas parecidas.

 

  1. Muy bueno!! cuanta razón tienes, demasiada información y poco tiempo para dedicarnos, es demasiado. Voy ha hacer limpieza!!!

    • alicia

      Genial, ¿por qué nos sentimos culpables?, no soy la supermadre que educa a sus hijos del copón, no soy la superama de casa que lo tiene todo impecable, no soy la supertrabajadora que concilia a la perfección su familia con su trabajo (de momento ahora ni si quiera tengo trabajo por el que me pague ¡Dios, soy un parásito!!!!!!!). En fin, que no soy super girl, pero ¿comparada con quién?. Vamos a dejar ya de fijarnos en lo que opinen los demás y más en lo que opinamos nosotros mismos/as. Mi lema: “vive y deja vivir” que a los demás le importamos una m y al que le importe pues que se eche agua ¿no?. Así que si quieres ver pelis o series o lo que te dé la gana pues hazlo, ya se te encenderá la bombilla y volverás a tener ganas de hacer o contar cosas. Besotes.

    • mar

      Cada poco tiempo me sucesdía algo parecido a lo que nos cuentas, parece que el cerebro no asimila más….se llenó el disco duro! Y en el fondo es así. En mi caso descubrí que meditar un rato, dejar la mente en stand by, era lo más efectivo para encontrar otra vez mi equilibrio.
      Y no te olvides…es temporal!!! :)

    • Ana Maria

      Deb, definitivamente hoy me siento asi, aturdida de leer online, facebook, twitter, con ideas para mi proyecto pero que??? no avanzo nada, es una mezcla donde me juzgo que estoy haciendo, perdiendo el tiempo, y eso me deprime. Lo de la limpieza de amistades, que bien es sentirse cuando estas realmente con la gente que de verdad te aprecia, y decirlo te da una paz que es un balsamo para el alma.

      Me encanta leer tus articulos y a todas las que han dejado comentarios deciros que cada una de nosotras somos unicas y os deseo que sus planes, metas lo disfruten asi tengamos que pasar por momentos como estos. Saludos
      Ana

  2. Lupe

    Oooooh, que verdad tan grande, Deb!
    Hace poco, oi a un señor decir algo a lo que me recuerda mucho los primeros parrafos.
    “Tu cuando sales por la mañana, terminando de engullir el croissant como buenamente puedes, y con prisa por que llegas tarde, te fijas en los pelos que lleva tu vecina? O en si su marido lleva los cordones desatados? Realmente, ¿en quien piensas la mayor parte del dia? En TI mismo. Pues eso precisamente es lo que hace todo el mundo, asi que deja de agobiarte por lo que los demás piensen de ti.”

    En mi caso recuerdo que las primeras comparaciones fueron en la escuela, por parte de mi madre. Aquello debió marcarme mucho (es ahora mismo cuando estoy dandome cuenta de ello), puesto que aprendí a hacerlo tan bien, que he pasado toda la vida comparandome yo solita.
    Ya llevo un tiempo aprendiendo a no hacerlo, y como tu dices, animo a todo el mundo a que desaprenda a compararse. Es una gran liberación.

    Y lo del encefalograma plano…. no se a ti, pero a mi la playa me relaja. Ando descalza, la arena se me mete entre los dedos de los pies, si el agua no está demasiado fria hago un poco el tonto por la orilla (y si, aquí en Valencia tenemos la suerte de que puedes hacer eso casi todo el año).
    Y lo de las cañas al solecito, echandote unas risas, son geniales genialosisimas.

    Espero que recuperes pronto tu empuje y tus ganas de hacer cosas. Mientras tanto, pásalo lo mejor que puedas haciendo lo que más te apetezca.

    Besos!

  3. Cris

    Buenas, Deb
    Estamos en el mismo punto vital.
    Llevo desde el 1 de enero de periodo sabático y he encontrado gente que apoya la decisión y gente que me pregunta que qué estoy haciendo, que no están las cosas en este tiempo de crisis como para estar así de pasota en cuanto al trabajo. ¿Y qué sabrán ellos de lo que pasa en mi vida? Economicamente me lo puedo permitir. Mi pareja y mi familia apoyan mi manera de hacer. ¿Por qué me tiene que importar lo que piense el resto del mundo? Lo malo es que afecta…
    Estoy dando un giro a mi vida laboral y necesito tiempo, espacio y tranquilidad. Por eso también he apartado a gente de mi facebook y solo quedo o contacto con la gente que me apoya en estas decisiones.
    No hay que sentirse culpable, hay que dejar que fluya…
    Qué gusto ver que no soy la única que está así :)

    Y por cierto… yo estoy con varias series :D

    • Pues me parece muy bien Cris!!!!. Si la esperanza de vida ha crecido y se “supone” qué viviremos mucho, es normal entonces, hacerlo como si se tratara de una carrera de fondo? No es más lógico hacerlo por tramos, y la vida plena da para mucho. De verdad, que hace tiempo que pienso que lo que opinen los demás me importa y mucho; pero sólo “mis demás”, los que me quieren y tengo cerca, los otros “demás”, honestamente los mandaría muy lejos de aquí!!!!!!!. Por cierto, la vida en marte es posible? Sería un buen destino!!!!!!!.

  4. Buenos días Deb! Etapas como ésta las pasamos todos y cuando estás en ellas no son nada agradables. Almenos yo me como mucho la olla y no paro de darle vueltas a cada detalle que al final no me aporta nada. Hablando de información en internet y de redes sociales, aún no ha empezado el día y ya llevo media hora enganchada a ellas, tengo que decir ¡Basta! porqué puedo pasarme el día pegada al ordenador… demasianda información para mi cerebro cansado… Pues nada Deb! fuerza y adelante!!!!

  5. Deb, no me extraña que tengas el cerebro agotado. Aquí estamos para recordarte todo lo que nos has estado regalando desde que abriste esta página. Y déjame reñirte un poco, de buen rollo, por decir que este artículo es flojo, porque no lo es. Creo que es un reflejo de cómo estás, y de paso has vuelto a enseñarnos la manera de hacer limpieza en nuestras vidas. Lo de tu sentimiento de culpa actual es de abucheo, también de buen rollo, pero eso ya lo sabes. Tú, como todos, necesitas hacer un reset de vez en cuando. Y no tengo ninguna duda de que si te das permiso para descansar tu cerebro volverá a pedirte marcha.
    Dicho esto y después del pequeño chorreo, gracias por recordarnos que las comparaciones son inútiles, porque sómos únicos, desde el momento en que nacemos ( e incluso antes). Y ese espacio propio hay que abonarlo cada día, regarlo bien y procurar que no crezcan en él las malas hierbas, siguiendo el método de prevención que propones hoy, por ejemplo.
    Pues eso, que gracias otra vez.
    Y acuérdate de respirar, oxigenarás tu cerebro y se despejarán estas nubes pasajeras.

  6. kate

    Como siempre defines mis pensamientos. La universidad es un mundo para compararme: Gente que tiene mejores notas dedicándole menos tiempo que yo y te entra esa envidia que reconozcamos no es sana, te sientes mala persona por sentirla, pero no lo puedes evitar.
    Para colmo mi mundo ‘personal’ es la fotografía, dedico todo el tiempo que queda de mis responsabilidades en eso, pero es muy fácil encontrar fotógrafos tan buenos que te hace sentir como si tu sacases fotos con el móvil.

    La verdad, tu receta yo ya la he intentado, ‘ojos que no ven corazón que no siente’ pero no me funciona. Tarde o temprano veo algo o a alguien que le va genial o a viajado, a conseguido un buen trabajo o cualquier cosa y mi propia mediocridad me abofetea (‘Y yo aún estudiando, que triste’). Así que, al final he terminado tratando de tomar a los demás no como un punto de comparación sino el punto a donde yo quiero llegar, a mi manera pero un ‘modelo’ de triunfo en el campo, cuando lo supero paso a un modelo mejor. Es un método estresante y frustránte cuando no llegas pero, tienes el consuelo de que, mientras lo estés intentando no se pude considerar fracaso. Sólo puedo criticarme ir demasiado lento.

    Un beso Deb, ánimo. Tú, como persona, eres un modelo a seguir.

  7. Ana Aysa

    Las comparaciones son odiosas porque nos enseñan a compararnos con lo que está “más allá”…. o lo parece.Nos comparamos con la guapa de moda,la lista de la clase,la más maja de la peña…Hasta que un día te das cuenta que si te comparas con la pobre chica pakistaní que no puede estudiar,la infeliz que,teniéndolo todo,es lerda a tope,la encantadora amiga que le han diagnosticado algo grave…Si hacemos esas comparaciones,salimos ganando¿no?¡Qué suerte tenemos de estar aquí,sanas,con posibilidad de aprender,reir,soñar…!

  8. Marta

    Totalmente cierto, me pasa igual, no sé si tiene algo que ver con el cambio de estación… bueno, no, porque llevo algo más de tiempo jajaja

    Me gusta eso que dices de la hiperestimulación, es cierto, llega un punto que te saturas tanto que tienes que buscar aire donde sea.

    A mi me va bien dar un paseo laaargo, patinar, tomar algo con gente (si respetan mi momento “0 trabajo y 0 estrés”) o ver unos capítulos de alguna serie (mejor si es cómica, no aconsejo dramas jeje). También va muy bien buscar nuevas experiencias e interesarte por temas que nada tengan que ver con lo que hacías hasta el momento.

    Un abrazo!

  9. Te entiendo a la perfección. Cuando te dan esas temporadas de compararte con los demás, no avanzas y dejas de ser productiva en eso a lo que llevas dedicándole tanto tiempo, que a ti te parece que no llega al nivel que querías pero que sin embargo hay alguien por ahí a la que le parece lo mejor y lo más chuli.

    Lo mejor, echar el freno. Pararse a disfrutar de la vida, de los amigos, de la naturaleza, de no hacer nada… (que es algo de lo que nos olvidamos cuando estamos a pleno rendimiento). Y sobre todo, no preocuparse y darle vueltas. Disfrutar y disfrutar de ese “kit-kat”, hasta el día en que algo o alguien vuelva a encender ese fuego que nos hace no parar quietos.

    Disfruta de este tiempo de encefalograma plano. Ya habrá tiempo de no parar cuando tu cabecita se recupere…

    Un besico guapetona
    Eva

  10. Laura

    Comprendo perfectamente el momento por el que pasas. La creatividad necesita descanso. Cuando a mi me ocurre, suelen empiezan todas las dudas vocacionales, y desearía pertenecer a una cadena de producción en una fábrica en la que pueda empanarme cuando quiera y no sentir la presión de estar creando constantemente.

    Es cuando te das un respiro y te permites engancharte a cualquier pasatiempo. Estas etapas las he aceptado en mi rutina, sé que vienen a visitarme de vez en cuando.

    Algo que me funciona es un buen café estimulador, suele despertarme a las musas. ;-)

  11. anablanco

    A mi me pasa “suvint” (del catalán: a menudo)….a ver si vas a tener la luna en libra o por algún planeta cercano. No es broma, yo tengo la luna en libra y alterno períodos de actividad frenética con períodos de letargia. El problema surge cuando estoy en período “off” y tengo cosasa pendientes, porque lo paso mal, mal. Así que cuando puedo permitirme la letargia, me dejo mecer por el “no hacer”. Saludos.

    • Lau

      Hola! pues yo soy Libra y me pasan cosas de estas y es que estoy continuamente aconsejando y dando ideas a los que me rodean para que sean mejores y veo que me hacen caso y mejoran y cuando yo también hago cosas para ser mejor pues me siento bien, muy bien!pero cuando veo que los otros evolucionan gracias a mi pero yo me quedo estancada, entonces me estreso, me rallo, no paro de dar vueltas a que tengo q hacer algo y no acabo haciendo nada. Simplemente xq ese dia o periodo no puedo más. Yo creo que el hecho de intentar ayudar a los demas continuamente hace que tu transmitas esa energía y tu te quedes sin…asi que toca recargarlas, yo lo que hago es escaparme a algún pueblecillo en plan rural y desconectar. Bona nit!

  12. Hola Deb,
    Leyendo tu post y con poca información, me llegan dos cosas;
    1) que tu cuerpo necesita descanso
    2) que te está saliendo el saboteador (vocecilla interna que tenemos sobres nuestros miedos o creencias limitantes)

    Si es la primera, que necesitas descanso, identifícala. Tu cuerpo es sabio y te estará pidiendo un descanso pero con desconexión. Haz lo importante y tomate unos días ó ni siquiera eso, explica que no vas a estar operativa unos días y no hagas nada. Se te irá el sentido de culpabilidad por no hacer lo que tienes que hacer y volverás con energías muy renovadas (que probablemente necesitas por el ritmo que llevas).

    Si es la segunda que te sale tu saboteador, porque hay momentos en los que la mente y nuestros pensamientos se quieren adueñar de nosotros. Te puede decir es que cuando te lleguen esos pensamientos de las comparaciones que te hacen estar en una situación que no te gusta, decirle si saboteador (tu voz negativa) se que estas intentando decirme por ej que esa persona ha hecho esto y yo no) pero no te quiero escuchar quiero que desaparezcas de mis pensamientos. Al principio cuesta identificarlo, luego cuesta que te desaparezca, pero yo por experiencia en mis sesiones de coaching te digo que poco a poco se va diluyendo y te das cuenta que tu peor enemiga estabas siendo tú.

    Decirle estas cosas a la maestra de las maestras, me parece un poco osado, pero te aseguro que me ha salido del corazón.

    Un beso Marian Gil

  13. Julia

    Oye Deb, lo primero y como siempre, gracias. Si tuviera que “limitar lo que leo” a un solo blog, me quedaría contigo sin pensarlo dos veces. Esto es así.
    Lo segundo, olé tus huevos por estar aquí como cada martes a pesar de tu mes apático. Más gracias.
    Te leo/os leo desde hace meses y es la primera vez que me pongo a comentar tranquilamente.
    Lo tercero, otra vez gracias, hoy es mi 31 cumpleaños y me acabáis de mandar un mail desde Dumbo. Buen rollo vuestra felicitación, pareja, todo un detalle.
    Os copio lo que más me ha gustado: “también te deseamos que si por las razones que sea no puedes disfrutar de tu día como es debido y como te mereces, tengas el valor de no perder la sonrisa.”

    Estoy empezando nueva vida en Francia desde hace un par de meses (l´amour, chicas, ya sabéis..) y a mi liada de cabeza habitual (a mi “no sé qué quiero hace con mi vida”) se añade ahora esta nueva ciudad (nuevo pueblo en realidad, una monada), nuevo idioma, nueva vida parejil (nueva en mil aspectos, primera vez que vivo con un hombrrrrre, jorrrrr…) nueva soledad también, aunque conocida, vieja apatía, nuevos retos, nuevas metas, nuevos -y viejos- miedos.. en fin, lo que te decimos siempre, que te leo muchas veces como si me leyera a mí misma.
    Y qué hacer con Chimenea y punto.. empezar de cero (nunca es de cero.. ya sé!) Dudas y más dudas, desde traducir o no el nombre o cambiarlo completamente, meterme en mercadillos, buscar clientela, traducir el blog, meter cabeza en un lugar totalmente nuevo… Y a pesar de todo esto, que podría estar poniéndome las pilas al máximo (además hoy hace sol!!! Todo helado y con sol, una maravilla) me siento estancada y no sé hacia donde tirar (con lo cual, no tiro hacia ningún lado)
    En fin, tampoco quiero lloraros mis penas, que no son tales, estoy feliz feliz feliz con esta historia tan bonita que estoy viviendo y con las puertas que me abre el futuro, feliz. Pero hoy, día de traspasar la barrera, me da por cuestionar y hacer revisión. Además me duele la muela una barbaridad y Gaël trabaja todo el día y quiero mimos. Jo!

    Todo empieza en mi cerebro. (Las mejores cosas de la vida también!) Ommmmmmm! Me lo voy a tatuar.

    Julia

  14. Inma

    Yo tengo constantemente esa sensación de querer estar hiperconectada y ver qué hacen los demás. Estoy queriendo promocionar mi marca, y no paro de ver qué hacen los demás, en qué punto están, qué estrategia comunicativa llevan, qué sitios son chulos y cuáles no… Tanto es así, que hay sitios y blogs que antes no valoraba porque me parecían cutres (y me lo siguen pareciendo) pero viendo sus seguidores he caído en preguntarles si podíamos colaborar. Por supuesto, justo después de mandar el mail me he arrepentido… Ya pensaré una respuesta diplomática que me haga salir airosa del asunto. Pero si no lo hubiera mandado no habría llegado al pensamiento de inflexión que necesitaba: no todo vale. Sabes dónde quieres aparecer y dónde no, quién te inspira realmente y quién no. Puede que suene borde, pero así es como lo siento. Tengo que ser sincera conmigo misma, y si tardo más tiempo en dar a conocer honi mun pues tardaré un poco más.
    El problema es que estar en paro constante me lleva a “hacer algo productivo” para mi marca cuando estoy con el ordenador, porque si no me paso el día haciendo vida de griego. ¡PUES NO! Me gusta hacer vida de griego, y soñar (pero no lamentándome) con una vida estimulada intelectualmente, con tener nuevas plantitas y regalar y mimarlas, pasear por la orilla del mar, o simplemente dibujar ( en lo que empleo bastante tiempo últimamente y me hace mega feliz). Así que nada, iré que todo vaya fluyendo… no todo es que hablen de ti.

    • Uffffff!!!!!. Has hablado de tantas cosas, has removido tanto en mi interior, que ahora no sabría por donde empezar, así que lo haré por darte ánimos!!!!!. Qué con tanto que nos das, también tú necesitas ánimos de vez en cuando. Verdad, guapa?. Pues decirte que me parece muy normal que lleves un mes sin ganas de hacer nada de “trabajo” porque con los post que escribes cada martes ya tienes bastante. Son muchas cosas concentradas en unas cuantas líneas y eso no es fácil, me imagino Deb. Es normal que cuando acabes de escribir un post y más como los que escribes tú, que son de filosofía de vida, te quedes agotada y con ganas de o bien no hacer nada, o bien irte con tus amig@s a tomar cañas y a disfrutar. Ojo!!! y tienes todo tu derecho, así que ya que tú que me has ayudado tanto, me veo en la obligación moral de decirte, en tono de colega: “Deb, déjate de tonterías y si eso es lo que te apetece, hazlo, no te sientas culpable que no es nada malo sino todo lo contrario, señal de que te quieres y quien bien se quiere mejor quiere a los demás”. Ahí queda dicho!!!!!!.
      Respecto al tema de hoy, bueno, bueno, te entiendo PERFECTAMENTE!!!!!!. Veréis, hace unos meses llegué a tener 2820 amigos en facebook (la mayoría del mundo handmade) que me bombardeaban con eventos, con dale al me gusta de mi página, con invitaciones a aplicaciones, así es que un buen día creé un evento en el que decía que solamente utilizaría mi pérfil para uso “personal” que quién quisiera podía seguirme por mi página y los borré (Deciros que fue muy lento porque FB no te da facilidades para borrar contactos y mi querido marido me echó una mano!!!!!), al final me quedé con 118 amigos y sentí una liberación que no os lo podéis imaginar!!!!. No necesito coleccionar “amigos” para sentirme mejor persona, me basta y me sobra con que estén los que tienen que estar!!!!!.

      Repecto a lo de visitar otros blogs y páginas de FB que hacen lo mismo que yo, decirte que este post me ha ayudado mucho!!!!. Es que por mucho que una decida comerse el mundo, siempre hay momentos de “debilidad” en los que se piensa: “estaré haciendo bien”, no seré un poco rara en no querer ver según qué cosas. Ha sido leer tu post y me he dicho: ufffffff!!!!!. justo lo que necesitaba!!!!!. Veréis, este verano, a mi marido le tocó trabajar, así que me fui al camping sola en mi caravana y mi hermana con los suyos en la caravana de al lado. Bueno, pues como estaba sola, me llevé mi libreta de bocetos y tuve mucho tiempo para “maquinar” nuevas cosas!!!!. Proyectos que ven la luz enseguida y otros que los dejas para más adelante. Pues yo tenía una idea, que me parecía muy original y que solo se me iba a ocurrir a mi jejejejeje (que inocente), vamos, en un mundo donde la población es de un cálculo aproximado de 7000 millones de habitantes (mi idea iba a ser única), puede ser, por supuesto; pero solamente en un % muy reducido, concretando, no fue mi caso ya que cual fue mi “estupor” que cuando una de las páginas que seguía con total devoción, hizo exactamente lo mismo!!!!. Qué hice yo, a parte de casi ponerme a llorar y a estirarme de los pelos por no haber sacado tiempo para que hubiera visto la luz antes, LA DESCARTÉ, sí, cometí semejante locura!!!!. Claro, seguro que como “ella” es archifamosa y lleva muchísimo más tiempo que yo, pues todo el mundo pensaría que me lo he copiado!!!!. Pues después de este caso me ha pasado otros con otras y al final he llegado a la conclusión de que todos estamos espuestos a los mísmos estimulos en la vida, ya sea por la calle, la tele, una revista, un libro, internet, los cuentos que leiamos de pequeñas y es normal que al final tengamos ideas parecidas. Entonces hace unas semanas y para no “contamimarme” y como soy muy honesta y no me gusta copiar a nadie, o por lo menos que lo pueda parecer, decidí quitar el “me gusta” de un montón de páginas de facebook, pero un montón. Aún así, sabiendo que era eso lo que quería, me sentí un poco rara por no querer interactuar con ellas!!!!. Así que para concretar, que tengo la sensación que este comentario va a ser muy laaaarrrrrrrrrrrggooooooooo, después de leerte siento que voy por buen camino!!!!!!! GRACIAAAAAAASSSSS, es que ni te imaginas la ayuda que me has dado!!!!!!!!

    • Vaya Inma, te iba a contestar a tu comentario y me han venido tantas cosas a la cabeza que al final he escrito un comentario que no iba para ti sino en general. Bueno pues este sí que es para ti. Yo también pienso que no es bueno salir en todas partes, sino es las que realmente te apetece salir y que admires, de verdad!!!!!!. En lo de estar todo el día hiperconectada, un consejillo es ponerse horarios y “respetarlos”. Si te sirve de consuelo, tengo la sensación que todos hemos pasado por ahí y no es bueno estar todo el día conectada a internet, es que al final te atonta. Me acuerdo de un consejo que da Deb para las redes sociales en su “Guía Handmade”: “30 minutos por la mañana y 15 por la noche”, vamos, más claro imposible!!!!!.

  15. Deb; yo estuve asi todo el verano, la gente de mio alrededor se agarraba la cabeza pero yo fui feliz y pense mucho, muchisimo, creo que la salud mental se la debo a ese lapsus en gran parte. lo de las comaparaciones es exactos, cada uno tenemos algo que aporta ladiferencia, y ese algo lo podemos explotar y mostrar al mundo.

  16. Julia

    Oye Deb, lo primero y como siempre, gracias. Si tuviera que “limitar lo que leo” a un solo blog, me quedaría contigo sin pensarlo dos veces. Esto es así.
    Lo segundo, olé tus huevos por estar aquí como cada martes a pesar de tu mes apático. Más gracias.
    Te leo/os leo desde hace meses y es la primera vez que me pongo a comentar tranquilamente.
    Lo tercero, otra vez gracias, hoy es mi 31 cumpleaños y me acabáis de mandar un mail desde Dumbo. Buen rollo vuestra felicitación, pareja, todo un detalle.
    Os copio lo que más me ha gustado: “también te deseamos que si por las razones que sea no puedes disfrutar de tu día como es debido y como te mereces, tengas el valor de no perder la sonrisa.”

    Estoy empezando nueva vida en Francia desde hace un par de meses (l´amour, chicas, ya sabéis..) y a mi liada de cabeza habitual (a mi “no sé qué quiero hace con mi vida”) se añade ahora esta nueva ciudad (nuevo pueblo en realidad, una monada), nuevo idioma, nueva vida parejil (nueva en mil aspectos, primera vez que vivo con un hombrrrrre, jorrrrr…) nueva soledad también, aunque conocida, vieja apatía, nuevos retos, nuevas metas, nuevos -y viejos- miedos.. en fin, lo que te decimos siempre, que te leo muchas veces como si me leyera a mí misma.
    Y qué hacer con Chimenea y punto.. empezar de cero (nunca es de cero.. ya sé!) Dudas y más dudas, desde traducir o no el nombre o cambiarlo completamente, meterme en mercadillos, buscar clientela, traducir el blog, meter cabeza en un lugar totalmente nuevo… Y a pesar de todo esto, que podría estar poniéndome las pilas al máximo (además hoy hace sol!!! Todo helado y con sol, una maravilla) me siento estancada y no sé hacia donde tirar (con lo cual, no tiro hacia ningún lado)
    En fin, tampoco quiero lloraros mis penas, que no son tales, estoy feliz feliz feliz con esta historia tan bonita que estoy viviendo y con las puertas que me abre el futuro, feliz. Pero hoy, día de traspasar la barrera, me da por cuestionar y hacer revisión. Además me duele la muela una barbaridad y Gaël trabaja todo el día y quiero mimos. Jo!

    Todo empieza en mi cerebro. (Las mejores cosas de la vida también!) Ommmmmmm!
    Me lo voy a tatuar.

    Julia

  17. Ana

    Deb, alguien dijo alguna vez que hay que perder la mitad del tiempo para poder aprovechar la otra mitad. Así que ¡disfruta de lo que estás haciendo! Yo creo que sí es productivo aunque pienses que no.

    Me ha encantado este post porque justamente estoy intentando simplificar mi vida para tener más tiempo para estar conmigo misma y centrarme en las cosas que quiero. Lo estoy haciendo a todos los niveles, incluso espiritual (eso de estar sola contigo misma y conocerte tiene mucho rollito espiritual) y la verdad es que no es fácil.

    Yo creo que una persona creativa capta estímulos por todos los lados. Si encima se autoestimula descubriendo el buen trabajo de los demás (y vosotras más que nadie sabéis que hay cosas realmente bonitas y estimulantes por aquí) es para volverse loca. A mí me produce un efecto “Peta Zetas” en mi mente. Me siento bombardeada y no puedo concentrarme en lo que yo pienso, en lo que siento y en lo que quiero. Solo me vienen ideas, ideas e ideas que nunca materializo.

    Gracias a tu post voy a seguir con fuerzas para simplificar y centrarme en lo mío, sin comparar y martirizarme ;)

  18. BChR

    Buenos dias, Deb!
    Pues para estar en modo encefalograma plano, no esta nada mal (sino todo lo contrario) tu post de hoy… has dado en el clavo conmigo en la ultima parte, yo tengo demasiado sobreestimulo ultimamente, pero yo creo que es porque quiero ver que hacen los demas, para saber que hacer yo y que sea algo mio y no lo que hace todo el mundo…
    De todas formas, el mundo esta lleno de gente que se cree tan guay, que parece que quieren demostrar no solo lo divin@s que son ellos sino que los demas no valen para nada, pero ahi esta nuestra cabecita para decirnos que no, que ni los demas son perfectos (ay de quien se lo crea!!!) ni los demas somos kk… todos valemos un güevo, para lo que valemos, y tu ya has llegado mucho mas lejos que muchos, asi que sigue asi, haciendo que los demas nos lo creamos tb y piensa que una mala epoca la pasamos todos… piensa que todo lo que sube, baja y que desde abajo siempre puedes subir mucho mas, tomando impulso…

  19. Hay TANTA información en la red y tantas cosas interesantes que llega a resultar agobiante y ¡nos quita un montón de tiempo!
    Yo he tenido que reducir mi blogroll pero aun siento que debo reducirlo mas; ya que cuando volteo a ver el reloj y veo que me he pasado hora y media viendo las bonitas creaciones de miles de blogs de DIY, la ropa hiper guay de las fashion bloggers y demás, me digo a mi misma… ¿que vas a sacar tu de todo esto? y si la respuesta es NADA, siento que he perdido el tiempo; en cambio, si veo un proyecto que me mola, o encuentro un articulo que me inspira (como este) digo: Vale, este si vale la pena seguir :)

    ¡Eso de estar hiperestimulada se ha vuelto una enfermedad de nuestra epoca! Desconectemos un poco con el mundo 2.0 y conectemos con el mundo dentro de nosotras :)

    • Andrea

      Total, la información ES DEMASIADA! Tenemos que aprender a ser súper selectivas con esto. Yo también he pasado por varios recortes de newsletters y blogroll. Y ahora tengo que hacerme uno más porque ya me rebasa la cantidad de mails que recibo. Uf, lo del exceso de internet me ha paralizado por muchísimo tiempo y en repetidas ocasiones. Es verdad que estamos híperestimulados y esto es la enfermedad de nuestro siglo.

  20. Todavía sufro esa hiperestimulación, esa hiperconexión que comentas. Con el tiempo la cosa ha mejorado: Facebook no rige ya mis contactos sociales y mi cuenta en gReader no está tan saturada. Pero aún así la sensación de no llegar donde otros parece que sí pueden me supera algunos días (y digo parece porque en realidad tod@s tenemos días malos donde nuestro trabajo nos parece horrible, donde no queremos ni quitarnos el pijama y en el que nuestra vida nos parece un bodrio). Odio compararme pero lo hago continuamente, con lo que veo en Internet o con personas que conozco aquí y allá. Quizás las solución sea concentrarme más en mí y dar más importancia a lo que hago bien, sin centrarme sólo en aquello que no consigo. Saludito y de nuevo gracias por este post hiperestimulante ;)

  21. Rosa Burgos

    Un tiempecito perruno… Pues me parece genial. Yo me alegro cuando estoy al 100%, pero estoy aprendiendo a valorar y permitirme este tipo de descanso. Un abrazo y me alegra que encontraras las ganes para està entrada del martes que tanto me gusta.

  22. Hola Deb. Voy leyendo tus artículos y no quería dejar pasar más tiempo sin agradecerte el que compartas tus reflexiones, que son lúcidas y nos sirven de recordatorio sobre cuestiones importantes en nuestra vida.
    Sobre el ego, más que reforzarlo, quizás se trate de diluirlo, como dice la filosofía zen ¿no?
    Besos

  23. Julia

    He sido de las que comparaba su trabajo, sus estudios, sus ambiciones, sus metas, sus relaciones, su cuerpo y su vida en general, con todo el mundo, hasta que descubrí que si fuese como todas esas personas que tanto envidiaba, seguramente no tendría las cosas maravillosas que nunca había valorado de mi vida. Este año, que pensaba que sería aburridísimo, y echado a perder, ha resultado ser el año en que he aprendido a disfrutar de todo lo que hago, permitiéndome también disfrutar de los momentos “off” en los que mi cerebro parece desconectarse de la corriente. Y aunque en unos meses tenga que resetear y plantearme nuevas metas, no me preocupa. Tomaré decisiones pensando en lo mejor para mí, sea o no lo que otros harían.
    Julia

    • Julia

      Toda una decla deración intenciones, tocaya, tomo buena nota! Yeah!

      • Julia

        *Declaración de intenciones, decía! El teclado me ha jugado una mala pasada! ;)

      • Julia

        Tengo que decirte, que me he comparado contigo al leer tu comentario, y, sanamente, me ha dado mucha envidia saber que vives en Francia! C’est mon rêve, mon amie!

        • Julia

          Jijiji, pues aquí está para cuando decidas dar el paso. Aquí todo el mundo te llamará Julie.. que mola un montón! Jiji La verdad es que es un maravilla. Et la langue.. oh, j´adore! ;)

  24. Voy a hacer algo que quizá vaya en contra del tema central de este post, pero creo que no es para mal: la comparación, que en este caso podemos llamarla “empatía”. No sé sí la causa de lo que a tí te pasa puede ser la misma que a mí, porque cada uno/ somos un mundo como se suele decir, pero no me resulta nada sorprendente tu post de hoy. No hace tanto que sigo tu web (y es desde el principio), tu trabajo en tu libro online, y en seguida lanzaste El Ideatorio, así como aparte siempre nos comentas tus otros proyectos: parece claro que has llevado unos meses de un ritmo de trabajo “brutal”. Es decir: yo también llevo unos meses de afortunado trabajo sin descanso, prácticamente todos los días de la semana, desde que me levantaba hasta que me acostaba, porque no llegaba. Y el resto del tiempo, pensando en todo lo que me sucedía. Todo para bien, sí, pero no quiere decir que no sea agotador. A veces incluso uno/a piensa que incluso más, porque desconectar a veces no es posible cuando estás en plena vorágine de ilusiones. Yo pensaba: “cuando acabe todo esto, voy a ponerme con esto y lo otro, que lo tengo aplazado pero es necesario para que mi proyecto siga mejorando”. ¿Y qué ha pasado? Pues que ahora mismo yo también me he quedado en “stand by”, con el pilotillo encendido y con una necesidad indescriptible de descansar. He dejado mi blog y mis redes “a ralentí” y he bajado mi ritmo muchísimo, porque realmente no puedo más.
    Y aunque parezca lógico, no lo es tanto: estas fases las he tenido antes, y sin haber trabajado tan duro. Creo que la gente creativa necesitamos momentos de “reset” para volver a empezar.

    Y sobre las comparaciones con el trabajo de otra gente: totalmente de acuerdo. Al menos en mi caso, topar con obras de arte de mi campo puede ser muy frustrante, por pensar que quizá no tenga la posibilidad de recibir la formación que me permita acercarme a ese nivel de excelencia y perfección. Además, el mundo en el que me muevo puede llegar a ser asquerosamente sibarita. Al final, termino por hacer honor a mi vida eremítica, recibir esas imágenes como inspiración y volver a mi “ser”, a mi espacio, a la habitación interior para reencontrarme. Y no necesariamente trabajando. Quizá ese pasado en la escuela tenga la “culpa” de esas comparaciones y complejos, o quizá nuestro entorno más inmediato, que nos ha trasladado parte de sus frustraciones. Pero no deja ser algo más contra lo que luchar y ahí tienes toda la razón: empieza por nosotras mismas, desde dentro.

    • Raquel cariño, a mi entender, la comparación no tiene que ver con la empatía, son dos cosas distintas. La empatía es saber ponerse en el lugar del otro para comprenderle y ayudarle y la comparación es para ver cuales son las diferencia entre nosotros y la otra persona. Del resto que comentas, totalmente de acuerdo guapa!!!!!.

      • Rosa, me refería a que iba a tener el atrevimiento, en mi comentario, de “comparar” mi situación actual con la de Deb, en este caso valorando su similitud. Para mí una manera de ejercer la empatía con una amiga es decirle: “te entiendo, creo que a mí me pasa lo mismo”. Sin más.

    • Sarah

      Siempre me encanta leerte, Raquel ^^ Descansa, que te lo mereces, y si necesitas cualquier cosa ya sabes dónde estoy :) Mil besos guapa!

  25. Noelia

    =) Sabes? Me alegro muchíiisimo de haber encontrado este blog. Así que gracias por escribir, aún cuando no estás inspirada.

    Desde hace un tiempo a esta parte yo también estoy super saturada, me he borrado de los odiosos grupos de whatsapp, he reducido mi lista en twitter, y a facebook intento echarle poca cuenta. Al estar estudiando algo nuevo para mi, mi cerebro se llena de cosas y tardo en digerirlas, así que ya es un imposible intentar estar al día de toooodo lo que les pasa las personas del mundo mundial. Todo ese tiempo que le dedicas a ver la vida de los demás, te lo quitas a la tuya propia, como bien dices.

    Por otro lado, con lo de la comparación, sencillamente has dado en el clavo.
    Así que tu falta de inspiración estos días me ha venido genial ijijij

    He iniciado un diario, en el que suelo contestar tus entradas con otras -imaginarias- mias, así como otras reflexiones que me voy encontrando. Me resulta muy divertido imaginarme conversaciones con personas que seguramente nunca conoceré. (mi imaginación vuela)

  26. Susi

    ÁNIMO DEB, ERES ESTUPENDA!!!!!!!

  27. Me gusta leer tus reflexiones, yo también llevo desde enero un poco aplatanada por dentro, por que fuera la vida sigue: clase de francés, casa, niños… las obligaciones. Pero la energía que necesita mi trabajo, tengo una casa rural, no la encuentro. Tengo que reiniciarme en la ilusión y ver como potenciar mi negocio, un poco como tu. Hoy me he sentido identificada. Gracias.

  28. Lali from Bali

    Hola Deb! yo hice lo mismo hace un tiempo, “borrar gente de mi vida” es duro y puede sonar frívolo pero a veces es necesario. Me quedé con las amigas de siempre, y cerré puertas a las q alguna vez me hicieron daño ¿para q ser hipócritas? a una incluso se lo dije a la cara, finamente pero le dije. ahora mi vida tiene mucho más sentido, tengo un novio pivón y no me quejo de nada soy amiga de todo el mundo hasta cierto punto, luego me quedo con las q me suman, no me interesan los vampiros energéticos!

  29. Tatu

    Hola a tod@! Este post me ha tocado la fibra. Estoy sintiendo cosas parecidas y al leerlos me doy cuenta una vez más que no estoy sola y loca por lo que me pasa y siento.
    Mi humilde opinión es que la comparación nos la inculcan desde pequeños y en muchos ámbitos, puede ser en casa, en la escuela, nuestros propios compañeros, amigos. Hay mucha gente inmunizada pero otros no.
    Yo estoy tratando de aprender a no sentirme culpable (un sentimiento que me desborda por la comparación), y me resulta bastante dificil; poco a poco espero lograrlo.
    Un saludo grande, buena semana para tod@s!!!!!!!!!

  30. Lali from Bali

    y sobre las comparaciones, cuando tenía 15 años mi hermana me dijo no hay nada q sea mejor q tú en todo caso serán peor, se me quedó grabado y cuando veo una situación q me causa envidia, analizo, observo e intento seguir averiguar q hizo para llegar a esa situación y lo adapto a mi modo de vida para conseguir lo mismo! las comparaciones pueden ser muy constructivas si se miran con el prisma adecuado.

  31. Lali from Bali

    *nadie (perdón)

  32. Marie

    Asúmelo querida Deb, estás de postparto :-), disfrútalo sin culpas.

  33. Hola!
    Hace ya tiempo que yo llegué a la conclusión de que las comparaciones no sólo son odiosas, sino que además son inútiles. En mi opinión la clave está en alimentar nuestra propia autoestima y esto puede empezar por vernos bien a nosotras mismas. No estoy hablando de que tengas que ir todos los días como si fueras de boda, sino de cuidarte a tí misma como te mereces. Cuando estoy en casa y no voy a hacer otra cosa que estar pegada al ordenador, me pongo ropa cómoda pero conjuntadita y me peino y me pongo un poco de colorete sólo para verme bien cuando paso frente a un espejo. Es sólo un ejemplo, pero son pequeños mimitos que creo que nos merecemos.
    La otra gran clave (más importante aún) es hacer lo que te da la gana, cuando te da la gana y con quien te da la gana. Por desgracia yo tengo un trabajo que para más inri es a jornada partida y que me hipoteca muchas horas del día, pero en el resto del tiempo que sí tengo para mí mi máxima es esa: hacer lo que me da la gana, le pese a quien le pese.
    Un beso,
    Sara

  34. elena herrero

    Querida Deb.
    Principio agrícola: despúes de la cosecha , la tierra tiene que descansar, eso no significa que no haya actividad, dentro de ella germinan innumerables posibilidades de nuevas cosechas.Gracias a ti los martes tienen otro sentido.elena

    • Virginia

      ME ENCANTA TU COMENTARIO ELENA HERRERO!!!

      Me parece un principio tan lleno de vida y tan intenso…Gracias!!

      Y realmente define muy bien lo que te está pasando Deb, yo creo que con “OyeDeb” y todo lo que le rodea has debido exprimirte un montón, la respuesta es buena y quizás quieras exprimirte aún más… a mí me pasaría algo así seguro, pero en realidad no es necesario…tu estás dando mucho (Gracias, mil veces gracias), mucho de ti que eso cuesta más todavía…yo creo que lo que te está pasando está dentro de este ciclo de explosión. Intenta estar tranquila, y escuchar a lo más profundo de ti para hacer o no hacer cosas…sigue tu ritmo de hoy (no pienses en el de ayer ni en el de mañana) y ya irá fluyendo hacía alguna parte… no creas estar perdiendo el tiempo…seguramente lo estés ganando… para tí, que viene a ser lo más importante!

      A mi en estos estados de letargia, sobresaturación y ¿Qué hago con mi vida? me viene muy muy bien VIAJAR! sin pretensión de hacer esto o aquello, viajar de forma libre…dejar que cada día me sorprenda y desconectar de todo…a mi me renueva y me carga las pilas un montón! y no hablo de viajar muy lejos (si es así fantástico, pero las posibilidades no siempre están ahí), sino de cualquier pequeña escapada, a 5km de tu casa…a explorar nuevos espacios y sensaciones… en los que casi siempre encuentras a tu yo más auténtico!! y aquí a mi me va bien contacto con la NATURALEZA… más que ciuades, barrullo etc… El contacto sereno con la madre Tierra te serena por dentro… la mejor medicina!!!

      Por otro lado, el tema de la hiperconexión… yo casi que lo estoy viviendo. Huía de ello, es más, tengo facebook hace unos 5 meses… Todo el mundo me veía fuera de onda…y yo estaba tan agusto la verdad, no quería tener esa sensación de “vicio” que veo a los que me rodean… pero llegó un momento en que por no perder la relación con los que están lejos me lo hice, (yo soy más de email…más directo y personal, pero parece que se va perdiendo…) y a nivel personal de mirar la vida de amigos, conocidos y eso no lo miro especialmente, lo justito o menos…pero lo malo ha sido seguir a otras personas que hacen lo que tu (en mi caso fotografía)… inevitablemente empiezas a compararte uffff y te agobias y te vienes abajo y… y… y… Pero algo en mí se removía ante estas sensaciones (por ahí no vas bien…) y empezé a relajarme, y otra identificación más con Deb (una de tantas!), a seguir más de cerca a los que me aportan algo constructivo, a los que desde su humildad son grandes, a los que aman su profesión y su sensibilidad y arte son su marca… el resto, sin más, siempre te pueden valer para que ten alguna idea comercial, pero lo que se refiera a lo creativo no merece mucho la pena perder el tiempo con quienes no tienen mucho que aportarte y encima te hacen sentir mal o raro…porque no es oro todo lo que reluce, y lo bonito de esta vida es BRILLAR CON LUZ PROPIA!

      Muchas gracias Deb por tu entrada de hoy, porque ha afianzado cositas que me rondaban por dentro y quizás no habría analizado tanto sin leerte… y mucho ánimo linda, date tu tiempo, date tu espacio. La comunidad que has creado en torno a OyeDeb yo creo que somos lo suficientemente comprensivas como para apoyar que te tomes las vacaciones que necesites… ÁNIMO DEB!!!!

  35. Judith (Kirikú)

    Oye Deb!
    Leer sobre la vida en el campo es bien… :)

  36. Nes

    Descansa, observa, escucha, siente y si quieres, tira la culpa por la ventana. Y si no quieres, mírala como si fuera una motita de polvo, molesta, pero fácil de eliminar.

    Y disfruta un poco del “dolce fare niente”, porque me da a mi que te va durar poco :)

  37. meri

    Hola Deb,
    Sip. Las comparaciones son terribles. Yo creo que tiene que haber un equilibrio entre todo. Ojo con los machaques psicológicos y el autosabotaje que nos hacemos a nosotras mismas. Yo soy especialista.
    Estamos en este momento absolutamente caótico de redes sociales, teléfonos, tablets, tendencias, etc. . . y de verdad creo ( y me incluyo ) que se nos está yendo de las manos. Yo personalmente que además trabajo en publicidad, encima es un añadido más tener que estar a “la última”. Ffffffffffffffff me aburre. Modernas que se meten con otras modernas, saber todo lo que ocurre en tu ciudad, en el cine, en arte, etc. Es absolutamente imposible! y eso que todo te parece super interesante!
    En fin, yo por eso seguí con la tradición familiar de tejer, francamente es el único momento que no estoy ni con el telf, ni frente el ordenador ni nada de nada. Necesitava centrarme en algo fuera del trabajo y la modernez ( aunque sin querer me metí en plena modernez handmade ) jejejejejej
    Sí me apeteció crear un blog para compartir, y así lo estoy haciendo poco a poco, pero no quiero volverme loca por nada. Creo que una misma tiene que ponerse sus límites para poder vivir tranquila y visitando, leyendo, yendo y haciendo simplemente lo que te gusta o te hace feliz. Lo demás, como de toda la vida, pasará de moda. Así que.. . . yo francamente me posiciono donde me siento cómoda y sincera conmigo misma. Lo de más intento que no me afecte. Sino, es un sin vivir.
    En fin, que seguro que estas estupenda con tus gatitos tomando un algo y viendo cualquier serie, verdad? pues eso es lo que hay que disfrutar. Lo demás, creo que es trabajo, instrospección de una misma ( que es importante ), y aprender aquello que te apetezca. Sin más.
    Un beso Deb, lástima que no tuvimos tiempo de conocernos más en el club, me huviera encantado. :)

  38. Sarah

    Yo soy de las que me comparo con todo el mundo. Por todo. Quiero ser delgada como fulanita, lista como menganita y tener el trabajo de cualquier otra persona. Me parece algo inevitable, porque todas queremos ser listas, guapas, tener un trabajo de éxito, una casa preciosa, una familia cool y una vida apasionante, y nos fijamos en aquellas personas que tienen lo que nosotras queremos.

    No estoy del todo de acuerdo con la opción de cerrar los ojos ante los logros de los demás, aunque cada uno tiene que buscar el método que mejor le vaya. En mi caso, intento que esa comparación con los demás me sirva como inspiración para animarme a hacer cosas. Cuesta, claro, y a veces me da la pataleta, pero me funciona (casi) siempre ;)

    Por otra parte, a veces hace falta descansar y resetear. La mente y el cuerpo te lo agradecerán ^^

  39. Laura

    super-mega- AUTOExigencia !!!!!
    Es agotador, lo sé.
    Es importante y urgente PARAR en esa situación porque sino acabas siendo una especie de vegetal con forma humana.

    Hay que hacer cosas que en ese momento te aporten bienestar.
    Una cervecita…? una serie de tv tirada en el sofa…? lo que sea!! pero desconnectar y no sentirse mal por ello.
    Y si los demás siguen como el conejito de duracel – pos mu bien! (un pin de regalo).

  40. Gracias! No quiero extenderme demasiado porque a ver si al final este post tan liberador va a llevar una carga lectora enorme tras de sí, pero GRACIAS por hacerme sentir tan humana, tan real, y sobre todo, TAN NORMAL!!! Mi familia, mis amigos y mi marido no me entienden, así que es bueno ver que a veces el bicho raro puede que no seas tú. Gracias! porque ahora cada vez que vea una peli románticona no voy a sentirme tan culpable, jejejejeje. Por cierto, estoy inmersa en el Ideatorio, a ver si voy sacando ratillos para hacerlo…

  41. Sonia

    Bueno, allá va mi experiencia por si sirve de ayuda a alguien:
    FRENAR LAS REDES SOCIALES: Espero que no me caigan mis palabras encima con el tiempo, porque siempre he visto mal aquellas personas que están conectadas al wassap, facebook y twitter a través del smartphone mientras mantienen una conversación contigo…. ufff… me ha dado tremendo coraje… Pero acabo de pasarme a un smartphone y estoy intentando que no sea el protagonista de mi vida… Espero no fallar en el intento. A mi me agobia estar tan al día en facebook y twitter, intento entrar cuando tengo algo que compartir y aprovecho entonces para ver cómo anda el personal. Pero la verdad es que intento no hacerlo a diario para que mi vida no gire en torno a eso.
    Sobre lo de LIMPIAR ESTÍMULOS y CONCENTRARME EN MÍ que Deb comenta…. bueno, es muy importante lo que dice de intentar ver qué puedes aportar tú que sea diferente…. Y, sobre todo, no escuchar a personas de tu entorno que te bombardea con lo que está petando ahora mismo en lo que te mola, o con lo que lo podrías petar para triunfar… Para mí es muy importante olvidarme de triunfar, porque esta palabra tiene una presión enorme y barre todo lo que te gusta por lo que hacen bien los demás… Y yo creo que lo que me gusta, me gusta y por ello lo hago bien…. Si te hiperestimulas con lo que hacen bien los demás crees siempre que tú todo lo haces super-mal…

    Pero con todo lo que he leído hoy en este post me ha surgido una cuestión: Creo que la necesidad primaria que tenemos los seres humanos de recibir aprobación o halagos por lo que hacemos, o simplemente que alguien reconozca que lo estamos haciendo bien, es como si lo necesitaramos constamente para que nos diera fuerzas para continuar… En el fondo necesitamos saber si vamos por el buen camino…

  42. Hoy he soñado que vivía en un pisucho minúsculo de una sola habitación con una tele, me pasaba toodo el día mirándola, hasta que una noche se iba la luz y me dedicaba a observar cada detalle de mi casa desde esa nueva perspectiva, la oscuridad, las cosas en la penumbra. Dedicaba mucho tiempo a eso. En vez de engullir, saboreaba. Gracias a eso descubrí que había otra habitación en mi casa en la que nunca me había fijado y que era enorme…y además tenía una ventana gigantesca desde donde se veían miles de luces.
    Decidí asomarme la ventana y gritarle a la gente de la calle que subiera, que tenía mucho espacio y les invitaba a cenar.
    Este sueño tan cursi viene por lo de los hiperestímulos y que comentabas. Supongo que lo he soñado porque pienso mucho en ese tema.

    Te mereces un descanso, Deb! te lo curras mucho.

  43. Diego

    ,,, Pues cuando abrí el correo en mi buzón decía que hoy estaría flojo,,, pero me eh encontrado con un mensaje poderoso que me ha confrontado,,, un abrazo,,, gracias por construir,,,

  44. Aran

    Siempre leo lo que cuentas, pero nunca te escribo. Esta vez creo que merece la pena. Al principio pensaba que el artículo era en plan, que no te importe lo que los demás piensen de ti, es algo que también merma la confianza en uno mismo, y que a mí (porque soy tonta) me pasa de vez en cuando. Después he visto que el enfoque era más bien evitar el mareo de información online que te deja pensativa y te quita tiempo. Cosa que también entiendo, yo lo que hago con la información es seleccionarla, como dices, quedarte con lo útil y pensar que cada uno hace lo suyo, como puede, a su manera, según su formación, etc. Si yo hago todo lo que puedo y de la mejor forma, qué más me da lo que hagan otros, y no es eso, sino que admiraré a los demás no envidiaré. Siempre se aprende de la envidia sana, o la admiración al trabajo de otros. En mí caso no son las comparaciones las que me quitan confianza sino yo misma, que no sé qué es peor, y lo que sí comparto contigo, (creo que por desgracia) es que la cosa más agobiante del mundo es mi cerebro.

  45. Zay

    Hola Deb!!!

    Justo me pasó eso a principio de año, estaba en un estado de congelamiento total (y mira que en México no hace tanto frío, cuando menos no en la ciudad), pensaba que todas mis ideas no eran suficientes, que había personas haciendo TODO MEJOR, que lo mío era un intento vano y que no merecía participar en ello, MI MENTE ERA UN CAOS, pero como ya te lo dije: LLEGASTE TÚ!, tus consejos hicieron que empezará a pensar en mí como alguien valioso, que podía permitirme la imperfección, que mis ideas no las tiene nadie más, por que YO LAS REALIZO, me sirvió tanto tu post QUE HAGO CUANDO ESTOY DEPRIMIDA Y TENGO QUE TRABAJAR, y poco a poco he puesto en marcha tus consejos, tomé un tiempo para depurar mi “ki”, también limite mi FB y las redes sociales, me llene de ideas cucas, y me hice fan de aquellos que te enseñan a mejorarte, no hay más. Todos necesitamos un tiempo para decir BASTA, debo reagrupar mis fuerzas, así que ÁNIMO DEB! nunca olvides que eres grandiosa.

  46. Marta

    Estoy contigo en casi todo excepto en que el problema es compararse con los demás. Yo veo la comparación como una de las mejores formas de aprendizaje y, aunque no se exactamente cual es la raíz del problema mas alla de la baja autoestima o el miedo al fracaso, compararse lo veo como una grandiosa oportunidad de hacer crecer tu punto de vista, de enriquecerte.
    Yo personalmente se que tengo un referente cuando dejo muuuuchos días abierta su pagina en el navegador para que cuando lo abra vuelva a estar ahí, o cuando algo que me dicen no para de dar vueltas en mi cabeza , o cuando me quedo pensando en algo tiempo infinito sin darme cuenta. Ahora que lo pienso un referente es como la comparación que haces de ti misma con parte de lo que aspiras a llegar a ser, no?
    Supongo que, como todo en la vida, lo malo no es compararse, sino sobrecompararse. Si me comparo con absolutamente todo lo que veo seguramente acabe loca sin saber a donde ir. También es verdad que si no te comparas con nada te quedas igual que estas por los siglos de los siglos.
    No se, es complicado!

  47. Rocio R Salceda

    Toda la razon con respecto a las redes sociales. Precisamente ayer leia un estudio cientifico ( Cientifico awwww!!) que afirmaba que Facebook provoca depresion. Es una ventana peligrosa!!! Como la tele de Poltergueist ( “ya estan aqui….”).
    Mira Deb, yo soy capricornia o sea workaholica y neurotica. Vivo ( o malvivo? ) en Nueva York. Me dedico al arte y me considero una especie de Lazarillo de Tormes del siglo XXI ( he tenido tantos amos ya…podria empezar y no parar ). En NY se da esta situacion comun: cada dia se tiene que justificar una el vivir aqui. Ni te cuento la presion que se experimenta cuando tu carrera es creativa y no financiera. La sensacion que tengo desde hace 7 anyos es como si cada dia al levantarme me acordara de que tengo un examen de matematicas para el que no he estudiado lo suficiente — pero para el que llevo una estupenda chuleta: la confianza en mi misma– “Fake it till you make it” dicen los americanos que son los maestros del “fake”. Pues si…funciona. Y lo que proyectas te rebota y cuando te ha rebotado te apuesto una cena en Cafe Gitane a que ya se ha pasado el bajon. Y junto a eso algo importante: aceptar con todo tu corazon que hay temporadas poco productivas. De ver pelis, leer libros, tomar el metro…puede de pronto aparecer esa idea, esa motivacion y todo vuelve de nuevo a empezar “Volver a empezar” con acento yankee, como la pelicula. En caso de que nada funcione a mi me funciona cambiar de paisaje. Aunque sea al upper west side ( ewwww )
    Por cierto, hay varios planetas retrogrados ahora. Si crees en esto pues…es parte de lo que pasa. Vuelven directos pronto, ya veras el subidon.

  48. Rocio R Salceda

    By the way. Compararse “SI” pero con una misma, nunca con los otros, eso solo alimenta resquemor…y tentarse por caminos que no son los que originalmente hubieramos tomado. To make a long story short: “hacerse la picha un lio”

  49. Acabo de salir de uno de esos momentos de letargo creativo, y tu post me ha venido que ni hecho aposta, tienes el don de llegar siempre en el momento exacto con tus post ;) asi que para nada me ha parecido flojo.
    Todos tenemos esos momentos de saturación, y más hoy en dia con la cantidad de información que recibe nuestro cerebro normal sobresaturarse, yo de momento voy a seguir tu consejo de no comparación con nadie y toca limpieza, tengo miles de webs y blogs que voy dejando archivados para visitar en otro momento y ahi se me están amontonando, asi que manos a la obra.

  50. AYDA

    Muy muy cierto todo lo que escribiste, que la fuente más común para bajar nuestra autoestima es la comparación como los demás. Yo ya estoy iniciando con dejar de entrar a facebook, ya había notado el daño que me hace.

    Voy a seguir algunos de tus tips, gracias por darlos.

    Que envidia, tener el tiempo que tienes para descansar!!

    Un abrazo.

    Cuando estés entusiasmado, “en lo alto”, mantente allí. Y cuando estés “en lo bajo”… toma una siesta. O haz algo para cambiar tu estado. Lo que puedes lograr cuando estás “en lo alto” es mil veces más efectivo y beneficioso que lo que puedas hacer con mucho esfuerzo estando fuera de tu centro.

    Esther Hicks

  51. Vane

    Yo creo que con el pack creativasupervalienteemprendedora, incluye también ser competitiva, ya que tenemos una confianza elevada pero no siempre infalible. Tú sabes q eres buena en lo q haces, q t puedes diferenciar, pero siempre hay otros similares (jámás iguales), la cuestión es perdonarse, no podemos ser perfectos, y cuando la autoestima flaquea, parar, mimarnos, y perdonarnos q cuesta un montón… y los demás q les den, q las expextativas se las achaquen a ellos no a nosotros.

  52. Gaby

    Yo vengo de una ciudad costera del 3er mundo, en donde las oportunidades eran escasas y las profesiones las 5 básicas de toda la vida. Llegué al primer mundo hace 6 años y me encuentro saturada de oportunidades, de información, de carreras-profesiones-oficios, abrumada con las miles de millones de opciones, aceptando trabajos que me aburren absolutamente, para poder pagar facturas, y con un sinfín de íconos en el móvil a los que no puedo distribuir mi dedicación equitativamente. Soy creativa-obsesiva, independiente, de pensamiento libre y terriblemente secuestrada por la vida gris. Me sentía egoísta al explicar exactamente lo que he leído en este post. Hasta me lo he llegado a decir a mi misma en el espejo para ver qué tan egoista suena, pero estos últimos 20 minutos de mi break del almuerzo han sido una luz en la oscuridad; pienso seguir leyendo. Gracias Deb, y bueno…la ausencia de formalismos en la redacción de tu post me ha ayudado a engancharme. Saludos

  53. Alba

    Me ha encantado el post. Gracias Deb!
    y disfruta del letargo, que también es necesario!

  54. Lor

    “No puedes estar hiperconectada e hiperestimulada y luego no ser capaz de saber lo que te pasa por dentro.”
    Esta frase ha sido como una bofetada, así es como me siento ahora mismo…

  55. Raquel

    Aunque te intentemos animar, está claro que es una fase que se te tiene que pasar sola desconectando un poco de todo y dándole al reset, pero quiero que sepas que el trabajo que haces, es inmensamente importante para much@s de los que te leemos , y que, entendemos que un día te apetezca escribir menos o no estés motivada o lo que sea y no debes sentirte mal por ello.Cuando leí que el artículo era flojo, me entraron aún más ganas de leerlo, y cuando lo leí, me alegré todavía más de seguirte, porque no todo el mundo es capaz ni tiene el valor de confesar que está agotado o necesita desconectar, precisamente porque sabe que lo van a comparar con alguien. En cambio tú has necesitado parar y has parado , y aunque comprendo que te sientes mal por estar parada(a mi también me pasa y mi novio no me dice que sea ansiosa, me dice que yo soy el ansia en persona, así que imagínate), te admiro por haber conseguido parar.
    También quiero que sepas, que el post que escribes es lo que más espero en la semana(eso y mis días libres),y me encanta recibirlo porque siempre me das una dosis extra de energía. Llevo unos meses en los que me han cambiado el turno en el trabajo y los lunes y martes suelo llegar a casa de trabajar a las 4 de la madrugada y lo que más me fastidia, es no ser capaz de levantarme el martes cuando me llega el post para leerlo y comentar.Es algo que me llena de energía, pero normalmente no soy capaz de levantarme para leerlo antes de las 12, pero es lo primero que hago(no tomo café, así que me lo tomaré como mi “dosis de energía antes de levantarme”. Con todo este tostón lo que te quiero decir es que haces un trabajo genial, pero muy exigente y , al estar a mil proyectos, es normal que necesites descansar.
    El post no podría ser más acertado, y , por lo que he leído, tod@s nos hemos sentido así alguna vez, y es inevitable.Nos pasamos el día recibiendo estímulos de la red, mirando lo que pasa en las redes sociales y sintiéndonos mal por no ser tan buenos, y eso,al final, y unido a una carga de trabajo como la que tú llevas, agota a cualquiera (porque no nos engañemos, aquí nadie tiene super poderes).
    Estoy totalmente de acuerdo, siempre te van a comparar con alguien.En mi caso, de pequeña me comparaban con mi hermano porque era más simpático que yo, pero a él nunca le recriminaban que fuese mal estudiante cuando yo era muy buena estudiante. Después te comparan con tus amigos porque este tiene tal o cual habilidad o talento, o hace esto mejor que tú, pero nunca se refuerza lo que uno hace bien , y , para mí eso es un gran error.
    Creo que si nos paramos a hacer caso a los comentarios que hace la gente, muchos de ellos gratuitos, nos volveremos locos. A mi no es la primera vez que una amiga me aconseja que debería cambiar tal o cual trabajo o lo que sea, pero luego son los primeros en desanimarte cuando te decides a montar algo o a trabajar en algo que no consideren “cool”.
    Me ha parecido genial el punto de la limpieza, que creo que es lo que necesito yo ahora mismo.Y Modern Facimily es la mejor manera de hacer limpieza,jej, ahí estoy de acuerdo. Desconectas y listo. Y si, HABLAR SOLA ES BIEN.
    un abrazo enorme Deb, eres un encanto!

  56. Eleana

    “¿Por qué el pasto del vecino siempre parece más verde que el de uno?”.
    Hace poco leí esto: “A los dieciocho, uno se preocupa por lo que los demás piensen de uno; a los cuarenta, a uno lo tiene sin cuidado lo que los demás puedan pensar de uno; a los sesenta, uno se da cuenta de que nadie nunca ha pensado en uno. Sorpresa, sorpresa! La mayor parte del tiempo ¡nadie piensa en uno en absoluto! Tienen demasiadas preocupaciones en sus vidas y, si piensan en uno, es porque se preguntan qué piensa usted de ellos. Las personas piensan en ellas mismas, no en usted. Piénselo bien, sería mejor que todo el tiempo que pierde preocupándose por lo que los demás puedan pensar de sus ideas, sus metas, su forma de vestir, su cabello y su hogar, podría aprovecharlo mejor pensando las cosas que lo llevarán a lograr sus metas”.

  57. Hola Deb.
    Animo. Escribes genial y eres de verdad, por eso no cambies.
    aA mi me pasa lo de pensar siempre que no lo estoy haciendo bien.
    Tengo 48 años hace uno deje mi trabajo, (menudos tiempos para dejar el trabajo) necesitaba creer en lo que estaba haciendo paralelamente a mi trabajo, y en ello estoy, luchando.
    Haciendo de diseñadora, comercial y lo que sea para sacar mi producto hacia delante.
    Vale… Mi marido trabaja y por eso he hecho esta llamese locura, y he tenido su apoyo moral y El lleva en estos momentos la economia de la casa.
    Por eso a veces me importa lo que diran, hermanos, cuñados, hijos, etc..
    Mi lema tambien es..Vive y deja vivir.
    Pero es innevitable mirar a tu alrededor y pensar ¿que pensaran de mi?
    Lo estoy haciendo bien?
    Esto a veces no te deja tirar hacia delante, tienes la cabeza como un bombo, y encima el tema de las redes sociales, blogs etc..
    yo he decidido que como ahora estoy haciendo, me enchufo al ordenador a primera hora de la mañana mientras desayuno.
    Bueno.. Deb y compañia un beso a todo@s,

  58. Hola Deb!
    Nunca te he escrito, aunque te leo y disfruto contigo desde hace ya tiempo. Así que en primer lugar, mis gracias por compartir tu trabajo y tus experiencias, suponen un momento especial cada semana.
    Creo que en general estoy muy de acuerdo contigo pero me gustaría matizar un poco la cosa en relación a los referentes y las comparaciones. Yo soy una generación distinta a la mayoría de las chicas que escribís y estáis por aquí, y quizá debido a mi educación, son los referentes lo que más echo de menos y lo que más necesito en la sociedad actual. Un referente no es algo que te lleve a la comparación, un referente es un punto a partir del cual te orientas y avanzas en cualquier tipo de conocimiento. Un referente es un puntal, una sólida tabla de salvación para cuando estás perdido. En música, literatura, arte, no hay posible comparación, aunque es necesario el análisis y la reflexión. Y en muchas ocasiones, casi todas, cuando no soy capaz de realizar éste análisis, echo mano del referente, que me ayuda a entender o no, que me orienta. Creo que yo entiendo a los referentes como a un buen maestro, como un guía, una estrella polar., una tabla de salvación en algún momento. Bach y Calamaro son dos referentes, los dos me pueden ayudar si quiero cantar copla, y no hay posible comparación. Pero mi copla será diferente si estudio y conozco a estos referentes. Tal vez no sea así, pero así lo veo.
    Sobre las comparaciones no puedo estar más de acuerdo, son odiosas. E infantiles. Tienen una carga muy fuerte de consumismo: comparas y buscas lo mejor. Pero eso creo que es horrible y empobrecedor. ¿Qué es lo mejor? ¿Cuales son los parámetros? ¿Mejor el caviar iraní que la tortilla de patatas? Nos perderíamos tantas cosas si sólo buscamos ¨lo mejor¨…
    Gracias Deb, por tus palabras de hoy, aunque estés un poco desanimada esto también pasará. Y volverás a ver que en la red hay de todo, que a veces satura, pero que es una ventana al mundo que nos permite descubrir y conocer cada día. Y cada día, a pesar de mi edad, me ilusiono conociendo algo que me invita a ponerme manos a la obra y aprender. No suelo comparar, sólo aprendo (crochet, recetas, cualquier cosa…) y me siento feliz y agradecida. También por tí y por tus artículos. Un beso grande. Y un gracias también.

  59. Hola Srta. Deb!! Comento poco aunque la leo siempre. Casi siempre estoy de acuerdo con Usted. Peeeeero, jejeje, esta vez no!

    Creo que compararse és necessario, medirse y evaluarse en tu relación con tu entorno. Como si no, vamos a saber que estamos aportando a nuestar comunidad, clientes, amigos, vecinos, etc. Si nuestra vocación es resolver una necesidad o demanda social como podemos saber si vamos por el camino adequado si solo nos miramos el ombligo.

    Conoceis el término “Miopia de Márqueting”? Os animo a investigar sobre ello,

    Evidentemente lo sano es compararse con los mejores con los excelentes en lo que tu haces y tender a ese mismo nivel, ademàs comparase con los peores y decidir como no queremos acabar. Es una simple qüestión de autocritica y mejora que a mi entender es necessaria.

    Otra cosa és no assumir las comparaciones como lo que són, simples parametros de niveles y tomarte las cosas o las criticas como algo personal o incluso llegar a no aceptar tus exitos.

    Ahí lo dejo! con cariño eh!

  60. Tia eres genial! Leerte ha sido como si me sacaras las ideas de la cabeza y las viese plasmadas en la pantalla, en formato ordenado y sin el esfuerzo que eso conlleva. Ha sido reconfortante saber que esto nos pasa a todas.Y mira que yo soy la persona mas positiva del mundo pero cuando me comienza el bloqueo me tengo que recoger con espátula porque me quedo pegada en el inframundo. Pero lo bueno de estas experiencias es que te hacen conocerte cada día más y las próximas veces ya te cuesta menos trabajo recogerte y levantarte..y las siguientes próximas veces ya aprendes a reconocer que estas a un paso de caerte y estamparte y actúas con premeditación y cambias el chip. Esta claro que conocerse a una misma es un largo camino pero es alentador y reconfortante saber que al lado tuyo hay otras miles de personas cayéndose y levantándose otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>