¿Quién decide quién eres?

¿Qué crees que pasará si atiendes a todas las observaciones sobre tu carácter, sobre tu negocio, sobre tus sentimientos o sobre cualquier cosa que te importe y acabas considerándolas verdaderas, incapaz de discernir lo que tú crees de lo que creen los demás?