¿Por qué hablo en femenino?

Hacen falta más voces, más iniciativas, más mujeres que digan algo y que dejen su huella. Hace falta más presencia. Hace falta tu presencia.