temp3

Por qué deberías hacerle preguntas a tu empresa y pararte a responderlas

Durante un tiempo pensé que lo que tenía que hacer era ir aprendiendo cosas (de aquí y de allá) e irlas aplicando sobre la marcha, pero eso no me daba buenos resultados porque eran como pequeños parches que iba poniendo uno sobre otro. Mis cambios no respondían a una visión general, no estaban meditados desde mi propia perspectiva. Al final me di cuenta de que lo que me funcionaba era en realidad lo más sencillo: solo tenía que hacerme preguntas.