DebsApp.47 / La trampa de la ambición

La ambición ha sido tradicionalmente cosa de hombres. Y es que ¿qué ambición íbamos a tener nosotras si durante cientos de años nuestra única misión ha sido mantener el hogar en orden?

¿Cómo íbamos nosotras a sentir que teníamos algo que ver con la ambición si, visto con perspectiva histórica, hace tan solo cuatro días que nos hemos incorporado al mundo del trabajo fuera de casa? ¿Cómo, si hasta hace nada nuestra labor no tenía que ver con nuestra identidad o con cualquier inquietud personal?

Hoy, ser una mujer que quiere más o que aspira a grandes cosas sigue sonando extraño o negativo. Parece que esté mal.

Pero te diré algo: ser ambiciosa está perfectamente bien, siempre y cuando te hagas las preguntas clave que te evitarán caer en su trampa. ¿Te cuento cuáles son?

¡Dale al play!

 

DebsApp.47 La trampa de la ambición

………………………………………………………………………………………………….
♥ También puedes escucharlo y suscribirte para no perderte ningún episodio (¡y valorarlo, que ayuda mucho!) en:

Y con este episodio termina la serie con la que hemos ido repasando conceptos tan complejos y susceptibles de ser interpretados de mil maneras distintas como son el conocimiento, la espiritualidad, lo esotérico, la abundancia, la vulnerabilidad, el merecimiento, la felicidad, la identidad y, con la entrega de hoy, la ambición.

Ideas todas ellas que, sin ser debidamente exploradas y puestas en su justo lugar en relación contigo y con tu vida, pueden terminar convirtiéndose en una trampa que te haga más mal que bien. Por eso, como siempre, te animo a que no te quedes en la superficie y me acompañes a reflexionar sobre ellas.

Recuerda que puedes recuperar todos los episodios de DebsApp anteriores en tu reproductor de podcast favorito (iTunes, Spotify o iVoox).

Y, ahora sí, te dejo pensando sobre la trampa de la ambición. ¡Ya me contarás qué opinas tú!

Un abrazo,

Los comentarios están cerrados.