DebsApp.39 / La trampa del conocimiento

Hoy te hablo del conocimiento y de cómo eso que aparentemente te da poder y posibilidades puede convertirse en un arma de doble filo. En una sociedad donde parece que saber mucho te dará más oportunidades que a los demás, ¿dónde queda el placer de aprender —porque sí— algo que no “necesitas” saber realmente?

La productividad del conocimiento es una de sus trampas, y otra es la imposibilidad de terminar jamás de aprender.

Es fácil no darte cuenta (o no querer ver) que lo que en realidad estás haciendo al acumular conocimiento es evitar el momento de lanzarte al ruedo, con la excusa de estarte preparando mejor. Pero, por supuesto, consumir información no te llevará a ningún sitio si no lo acompañas de acción.

Así que, en el DebsApp de hoy, voy a contarte qué significa para mí el conocimiento y por qué creo que deberías tratar de detenerte a observar qué significa para ti.

¡Dale al play!

 

DebsApp.39 La trampa del conocimiento

………………………………………………………………………………………………….
♥ También puedes escucharlo y suscribirte para no perderte ningún episodio (¡y valorarlo, que ayuda mucho!) en:

 

Recuerda que en Oye Deb nos dedicamos a crear formación online para ayudarte no solo a ser más rica por dentro y por fuera, sino para que puedas serlo sin tener que seguir ningún dogma más que el tuyo propio.

Por eso, si no sabes qué hacer con tu vida profesional, puedes empezar a explorarlo con la clase gratuita Tu Química Emprendedora. Si quieres contactar contigo a través de la escritura personal, prueba este sencillo ejercicio de dos minutos llamado La Llave. Si ya tienes una empresa o vas a crearla pronto y quieres ser tu propia mentora y gurú empresarial, fíjate en La Revisión. Si lo que te gustaría es aprender todo lo que sé sobre el negocio de crear formación online, la respuesta está en Mi Primer Producto Digital.

Nos vemos en el siguiente episodio de esta nueva serie de DebsApps donde voy a explorar las trampas que yo detecto (para mí y para mi vida) tras conceptos muy habituales y utilizados pero que se explican tan poco que, a veces, se nos escapa su verdadero sentido. ¿Te animas a buscar tus propias trampas conmigo?

Un abrazo,

 

Los comentarios están cerrados.