Me llamo Deb.
Creí que era la emprendedora más sensible del mundo, pero miles de personas me siguen cada semana, así que ¿quizás no sea la única?
Si quieres vivir y trabajar siendo quien realmente eres y hacerte rica por dentro y por fuera...
Bienvenida a casa.

 

No mostrar más

Scroll Up