Querida persona venida de Instagram...

Déjame felicitarte por haber logrado salir por un instante del vórtice succionador de energía de la aplicación más popular y adictiva de todos los tiempos. No lo digo por hacerte sentir culpable, a mí me pasa igual. Así que, ya que estás aquí, vamos a aprovecharlo.

Me llamo Deb y Mi objetivo principal es darte las herramientas para que puedas transitar tú sola algunas de las cosas más importantes de la vida.

¿Por ejemplo? Pues, por ejemplo…

También puedes ir a OYEDEB.COM y conocerme mejor. 

O, directamente, dejarme tu correo para recibir Las Cartas y el contenido que solo envío por email. Que Insta está muy bien pero no admite lo que se dice un contenido muy profundo ni que se pueda digerir con calma. Donde esté un buen correo… ;)