Temporada 3

2014 / 2015

La cruda realidad

Durante el año previo a que empezara esta temporada de Oye Deb pasaron tres cosas que me sacudieron muy fuerte: se murió mi abuela, nos vinimos a vivir en medio del campo y, a raíz de esos dos acontecimientos, empecé a ir a terapia. 

Lo que vino a continuación fue un año muy difícil pero lleno de descubrimientos y de revelaciones que, hasta el momento, había mantenido tapadas tanto para los demás como para mí misma. Una de las primeras cosas que quedó patente fue que mi relación con el trabajo no era todo lo sana que debería.

La mayoría de los artículos que encontrarás a continuación desarrollan todas esas reflexiones alrededor de la forma en que estaba emprendiendo hasta entonces y empiezan a mostrar una manera más pausada y consciente de relacionarme con mi adorado trabajo. 

Episodios Temporada 3

Por qué deberías hacerle preguntas a tu empresa y pararte a responderlas

Durante un tiempo pensé que lo que tenía que hacer era ir aprendiendo cosas (de aquí y de allá) e irlas aplicando sobre la marcha, pero eso no me daba buenos resultados porque eran como pequeños parches que iba poniendo uno sobre otro. Mis cambios no respondían a una visión general, no estaban meditados desde mi propia perspectiva. Al final me di cuenta de que lo que me funcionaba era en realidad lo más sencillo: solo tenía que hacerme preguntas.

Si estás harta de tantos consejos y lo que te apetece es un espacio donde poder reflexionar sobre tu propia forma de vivir tu vida, quizás Oye Deb sea tu sitio y la Debsletter tu momento de estar contigo misma (y con todas nosotras a la vez). ¿Te unes? ¡Es gratis!