El año en que me di cuenta de que era workahólica

En 15 días hará un año desde que juntamos nuestras pertenencias en un camión enorme y nos vinimos a vivir al campo.
Este, por muchos motivos, no ha sido un año fácil o alegre. Pero ha sido el año que más me ha enseñado de mí misma en toda mi vida. 32 contra 1 y el pequeñín que llegó el último les da una paliza de muerte al resto.

DebTV con Lucía Be: Emprender con buen gusto

Y aquí llega el último post de la temporada 2013-2014, el último post del curso hasta que volvamos en septiembre, y llega con uno de mis seres favoritos de la blogosfera. La llamo ser porque a veces pienso que no es muy de este planeta: madre de dos hijos (cuando hicimos la entrevista el verano pasado sólo tenía uno!), con un sentido del humor inagotable, viviendo en el campo por amor, dibujando bonito pero bonito de verdad, con una empresa que se atreve con todo y que exige montón de creatividad cada día y encima hiperactiva en las redes sociales. Es de esas que dices ¿cómo **** lo hace todo? Pues bueno, ya lo dice, sin salir de casa demasiado.

Emprender no garantiza la felicidad

He pensado que todo esto del emprendimiento se está haciendo una bola muy gorda y muy pesada. Y quizás no pasaría nada en realidad porque fuera una bola muy gorda y muy pesada que nos está engullendo a todos, emprendedores y no emprendedores, si no fuera porque a veces tengo la sensación de que tantos recursos y tantas lecturas y tantos cursos y tanta información y tanto mito sobre las maravillas del emprender no animan tanto a los que empiezan como les cargan de presión innecesaria y trabajo superficial.

Lo que “Moneyball” enseña a los emprendedores

No voy a hacer ningún spoiler, pero para poner en situación a quien no la ha visto, Moneyball trata de la historia –real- de Billy Beane, de los Athletics de Oakland, un equipo de baseball muy pequeño que consiguió petarlo y competir con los equipos de las Grandes Ligas con un presupuesto infinitamente más reducido que ellos, pero usando un método propio basado en la estadística. El método en cuestión ponía en juego las reglas que habían regido el baseball hasta entonces.

DebTV con Raquel Puras: Emprender con cercanía

Yo creo que Raquel Puras (desde “3 deseos y medio”) fue la primera -o de las primeras, que tampoco se ofenda nadie- fotógrafa de bodas de nuestro país que dio la oportunidad a los novios de tener fotos bonitas de su enlace al estilo de los blogs anglosajones que tanto nos gustaban. Fotografías totalmente alejadas del horror estético que suponían, para muchos, los clásicos reportajes de boda que habíamos visto hasta el momento en casa. De hecho, yo creo que fue a partir de este cambio estético cuando las bodas volvieron a ponerse de moda :)

DebTV con Caterina Pérez: Emprender sin prisas

A Caterina Pérez la conozco desde los principios de mi historia empresarial, hace muuuchos muchos años :)
Más allá de su dulzura y del cariño que se nota que pone a cada cosa que hace (y en ella no es un cliché sino toda la verdad del asunto), a mí siempre me ha fascinado la forma que tiene de avanzar a pasitos pequeños, sin hacer ruido, un poquitín más cada día. Sin grandes maniobras y sin querer llamar la atención, conjugando una rica vida familiar con el alzamiento de una marca que no ha vivido nunca por encima de sus posibilidades.